La Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad ha anunciado este sábado que se elimina el criterio que impedía a los no residentes de Baleares obtener la tarjeta intermodal para el transporte público (TIB).

Las personas no residentes que utilizan este transporte ya pueden tramitar, desde el 1 de febrero de 2017, la tarjeta intermodal y beneficiarse de las tarifas reducidas en el transporte interurbano público de autobús, tren y metro, según ha indicado la Conselleria en un comunicado.

El Consejo de Administración del Consorcio de Transportes de Mallorca ha acordado la eliminación del criterio para cumplir con el artículo 18 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que prohíbe la discriminación por razón de nacionalidad o cualquier forma encubierta de discriminación.

Así pues, esta medida se ha adoptado para considerar que la exigencia de ser residente en las Islas Baleares para tener la tarjeta, aplicada en 2012, era una forma de discriminación hacia los no residentes y por eso se ha estimado necesario eliminar este requisito.

Actualmente hay cuatro perfiles de tarjeta intermodal: la general para personas entre 26 y 64 años, la joven para menores de 25 años, la de familia numerosa y la de pensionistas y parados de larga duración.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.