Foto: Europa Press

Baleares y Canarias son las comunidades con los menores porcentajes de estudiantes que finalizan su grado universitario en el tiempo teórico previsto –cuatro años–, con tasas de 27,2 y 29,9 por ciento, respectivamente. País Vasco y Navarra presentan, por el contrario, lo datos más elevados de idoneidad, con un 63,8 y 62,8 por ciento, respectivamente, de manera que la mayoría de sus estudiantes acaban la carrera en el plazo estimado, duplicando así la media española (34%).

[adrotate banner=”125″]

Así lo indica el informe ‘Las universidades españolas. Una perspectiva autonómica 2016’ de la Fundación Conocimiento y Desarrollo que desglosa por comunidades autónomas y universidades los datos más relevantes –la mayoría del curso académico 2014-2015– sobre financiación universitaria y evolución de ingresos y gastos, precios públicos, egresados y su desempeño académico, resultados laborales de los graduados superiores,la tasa de empleo o paro, inserción laboral o investigación y transferencia.

Sobre la tasa de idoneidad, este documento revela que la de las presenciales es casi cinco veces superior al de las universidades no presenciales, donde solo el 7,4 por ciento acaba en el tiempo teórico previsto.

En cuanto a la tasa de rendimiento –el porcentaje de créditos aprobados respecto a los matriculados–, Navarra lidera esta tabla (86,6%), seguida de Cataluña (83,4%), mientras que La Rioja (47,8%) es la comunidad en la que sus estudiantes no aprueban la mitad de las asignaturas en las que se han matriculado, seguida de Cataluña (50,9%). La media española se sitúa en el 52,6%.

TRANSICIÓN DEL GRADO AL MÁSTER

El informe también da a conocer el porcentaje de alumnos que tras finalizar el grado se matriculan en un máster el curso inmediatamente posterior en cualquier centro del sistema universitario español. Galicia es la comunidad donde la tasa de transición a estos estudios es más elevada (30,4%) junto con Extremadura (28,8%). Por el contrario, este dato es casi cuatro veces menor en el caso de Castilla y León (8,1%) y La Rioja (8,6%) mientras que la media de todas las autonomías es del 18,4%.

La tasa de abandono, es decir, los matriculados de nuevo ingreso –curso 2011-2012– que no aparecen en los dos cursos siguientes en los mismos estudios, es 25,6 puntos superior entre los alumnos de las universidades no presenciales (42,8%) que entre los matriculados en estudios presenciales (17,2%). Baleares y Canarias son las autonomías con las tasas más alta de abandono, con 23,6% y 22,6%, respectivamente, y Castilla y León (12,3%) y País Vasco (15,1%) son las que presentan porcentajes más bajos.

INSERCIÓN LABORAL

En términos de inserción laboral, si se atiende a la situación en 2014 de los egresados en el curso 2009-2010 en las universidades españolas en estudios de grado, el informe señala que las mayores tasas de empleo y las menores tasas de paro se registran en Cataluña, Baleares, Aragón, Madrid y La Rioja (en torno al 80-83% las primeras y al 12-14% las segundas) y las menores tasas de empleo y las mayores tasas de paro tienen lugar en Canarias, Andalucía y Extremadura (67-69% y 26-28%, respectivamente).

En cuanto a la financiación de las universidades públicas, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana aparecen entre las regiones tanto con un mayor descenso de los ingresos no financieros liquidados como de los gastos, en el periodo 2009-2014, en el entorno del 20% o superior, mientras que en el otro extremo destacaan La Rioja y Navarra con el menor descenso de los ingresos (5,4% y 8,9%, respectivamente) y País Vasco, Andalucía y Extremadura con la menor reducción de los gastos no financieros (inferior al 10%).

GASTO POR ALUMNO, TASAS Y AHORRO

También hay diferencias por comunidades autónomas en indicadores como gastos corrientes por alumno, con máximos superiores a 8.000 euros en País Vasco, La Rioja, Cantabria y Navarra y mínimos inferiores a 6.000 en Baleares, Murcia y Extremadura; tasas, precios públicos y otros ingresos por estudiante –más de 2.300 euros en Madrid y Cataluña y menos de 1.300 en Canarias, Galicia o País Vasco–.

La mayor tasa de ahorro bruto, entendida como la diferencia entre ingresos y gastos corrientes (en proporción de los ingresos corrientes) se da en Navarra, Comunidad Valenciana y Murcia, con un indicador superior al 10%, mientras que en el lado opuesto aparecen Andalucía y Castilla-La Mancha, con tasas negativas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.