Dos agentes de la Policía Local de Inca rescataron ayer tarde a un bebé, de tan sólo dos meses, del interior de un vehículo donde quedó encerrado por el bloqueo automático.

[adrotate banner=”125″]

El suceso tuvo lugar ayer sobre las 20 horas en la Plaça de s’orgue, del municipio de Inca. La madre del bebé bajó del coche sin darse cuenta de que las llaves estaban puestas en el interior. El coche se cerró automáticamente al activarse el bloqueo y el pequeño quedó encerrado dentro.

Al no tener otra copia de las llaves; la madre, asustada por su hijo, avisó a la Policía. Dos agentes de Inca acudieron rápidamente al lugar para tratar de ayudarla. El bebé lloraba y se encontraba muy nervioso; por lo que mientras uno de los agentes trataba de entretener al bebé a través de la ventanilla; el otro intentaba abrir la ventana.

El nerviosismo de la madre iba en aumento y tras varios intentos frustrados, los agentes decidieron no esperar más y romper una de las ventanillas. La Policía Local de Inca rompió la ventana del lado opuesto al bebé para lograr sacarlo. A pesar del susto de ambos, madre e hijo se encuentran en perfecto estado de salud. La madre se mostró muy agradecida por la rápida y eficaz intervención policial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.