El vicepresidente del Govern y conseller de Turismo, Biel Barceló, ha indicado que se han presentado un total de 370 alegaciones al anteproyecto de ley de alquiler turístico.

En este sentido, 20 ha sido presentadas por la Administración, 40 por entidades, 16 por particulares y 294 de manera online a través del correo electrónico.

[adrotate banner=”125″]

Por ello, Barceló ha asegurado que “es muy difícil contentar a todos, puesto que van por caminos diferentes ya que unos apuestan por la liberación y otros por todo lo contrario”.

Por su parte, el diputado del PI-Proposta per les Illes Josep Melià, quien ha presentado la interpelación en relación a las estancias turísticas, ha manifestado que la normativa no es “jurídicamente viable”.

Melià ha señalado que “no es compatible con la Ley de arrendamiento urbanos ni con la Ley de propiedad”.

MAYOR PROTAGONISMO DE LOS AYUNTAMIENTOS

Además, el diputado ha criticado que “los ayuntamientos que debían ser protagonistas, tienen un papel secundario y su opinión no sirve para nada porque no es vinculante”.

Barceló ha declarado que “el Govern tiene que tener en cuenta muchos factores” aunque ha reconocido que todas las propuestas del diputado “son viables y se estudiarán”.

Igualmente, ha incidido en que “los consells insulares asumen un mayor papel porque tienen la planificación urbanística y territorial y conocen mejor la realidad”.

El vicepresidente ha recordado que los objetivos principales de la ley son poner orden al alquiler turístico y garantizar el acceso a la vivienda de la ciudadanía de Baleares.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.