Las unidades de rescate en montaña de la Guardia Civil en Illes Balears, continúan extrayendo excursionistas accidentados o con problemas en diversos puntos de la Serra Tramuntana.

Entre los días 11 y 14 de febrero, los equipos han realizado cuatro rescates, uno cada día. El primero tuvo lugar en la tarde del día 11, dos senderistas querían realizar el Pas de Can Boqueta (Deia), en un punto del recorrido se extraviaron y llegaron a una zona muy escarpada en la que, desorientados y fatigados, no pudieron continuar. Movilizado el helicóptero de la Guardia Civil, fueron localizados por componentes del Grupo Especial de Intervención de Montaña de la Guardia Civil (GREIM) junto a  Bomberos de Mallorca, quienes los acompañaron hasta la localidad de Deiá. No necesitaron asistencia médica.

[adrotate banner=”125″]

Al día siguiente, se recibió aviso de una persona con una lesión de rodilla en la zona del Torrent de Pareis, más concretamente en la zona conocida como Les Forats Grossos. Los excursionistas fueron localizados en una zona de muy difícil acceso, el helicóptero realizó un estacionario para la bajada de componentes del GREIM, que inmovilizaron a la lesionada y, mediante un ciclo de grúa en la camilla, la izaron e introdujeron en la aeronave que la trasladó al hospital de Inca.

En la tarde del día 13, en las inmediaciones de Deià, una pareja de 55 y 58 años de nacionalidad alemana, que realizaba senderismo por el conocido camino del Archiduque, se habían  extraviado y no conseguían encontrar el camino a seguir. La pareja se encontraba bien de salud y equipados para la actividad deportiva que estaban realizando, pero al acercarse el ocaso, la falta de luz complicaba su localización. Un equipo de rescate en montaña de la Guardia Civil se dirigió al lugar por tierra, rescatando a los senderistas en las cercanías de la finca de Rullán. Ambos fueron acompañados a pie hasta el hotel donde se alojaban en Deiá. No necesitaron asistencia médica.

Por último, el día 14 una pareja joven de nacionalidad alemana decidió celebrar el día de San Valentín con una excursión al pico Massanella, dando aviso que una vez habían conseguido hacer cima, no les quedaban fuerzas para iniciar el descenso. Un equipo de rescate del GREIM,  a bordo del helicóptero los divisó en la cara norte del Puig Massanella, el chico hacía señales con una camiseta roja. Mediante estacionario, dos especialistas de montaña saltaron del helicóptero. Y una vez con la pareja, comprobaron que la chica se encontraba con síntomas de hipotermia  y fuertes calambres en las piernas. Tras abrigar a la mujer la portearon a la espalda hasta donde la aeronave había tomado tierra. Fueron traslados hasta la gasolinera de Lluc donde la pareja tenía estacionado su vehículo. No necesitaron asistencia médica.

En todos los casos, las causas por las que los excursionistas necesitaron el auxilio de los equipos de rescate, fueron la falta de nivel técnico o nivel físico, así como la escasa o nula planificación de la actividad que iban a llevar a cabo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.