La defensa de la diputada de Podemos Marta Maicas y responsable del área legal de Podemos, Aina Díaz, ha manifestado este miércoles que en su declaración ante el juez en calidad de investigada, su defendida le ha explicado que el uso de la firma de Montserrat Seijas por dicha formación cuando esta ya no era diputada de Podemos se debe a “un error técnico”.

En declaraciones a los medios de comunicación, Díaz ha explicado que considera que “no hay nada por dónde cogerlo” y por ello, esta misma tarde pedirá “el archivo” de este caso, que considera que podría haberse dado por la posible intención de Seijas de influir en el relevo de la presidenta del Parlament, Xelo Huertas, puesto al que Maicas podría optar.

[adrotate banner=”125″]

Díaz ha expresado que durante la declaración, que ha durado unos 40 minutos, han acreditado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Palma, Pedro Barceló, que “una vez se tuvo constancia del error administrativo, se retiró y se pidieron disculpas”.

“De hecho”, ha asegurado, “el error viene dado porque la página web del Parlament no prevé qué hacer con los diputados expulsados”. “Nadie ha redactado un documento a su nombre, ni ha adjuntado su firma, se aprieta un botón y se genera una firma que se adjunta por defecto”, ha dicho.

Sobre la investigación de Maicas, Díaz ha dicho que ella “no ha hecho absolutamente nada” ya que solo dio la “orden política” de que su grupo se “desvinculase de las preguntas” de la diputada suspendida.

“Para desvincular las preguntas de Seijas”, ha dicho, “la aplicación generó un documento que no se previsualizó con el encabezamiento con el nombre de Seijas”. Según ha dicho la abogada, “no lo sabía la administrativa”, que también ha declarado este miércoles ante el juez Barceló, corroborando esta versión, “ni nadie del grupo”.

Por su parte, el escrito presentado por Seijas atribuye a la diputada un delito de falsificación de documento oficial y considera que se le debe imputar el artículo 542 del Código Penal, al aseverar que la finalidad de la falsificación pasaba por impedir que la denunciante pudiera desempeñar sus funciones como diputada electa del Parlament.

En una comparecencia ante el juez para ratificar su denuncia, Seijas relató cómo el pasado mes de noviembre miembros de su entonces grupo parlamentario utilizaron su firma sin su consentimiento para evitar su participación en la Comisión de Salud a la que debía asistir.

Sobre esto, Díaz ha reiterado que Podemos admitió su error y así lo registró en el Parlament y que, de hecho, Seijas pudo llevar a cabo sus preguntas en dicha comisión en la que también estaba presente Maicas quien, según ha indicado la defensa, ha declarado “porque Seijas ha pedido expresamente que se la llame como investigada”.

Respecto a que Seijas apuntase a Maicas, la responsable del área legal de Podemos ha dicho que habría que estudiar “por qué justamente” en unas fechas en la que se estaba decidiendo los candidatos a la Mesa del Parlament se llama como investigada a una persona en concreto”.

Además, ha avanzado que pedirá el archivo porque considera que el caso “no tiene recorrido” ya que, según ha precisado, se ha ratificado que “no hubo voluntariedad de falsificar un documento”.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.