Imagen de archivo

La Policía Nacional ha detenido a una chica de 18 años que bien sola, o bien acompañada de otras menores, intimidaba a otras chicas menores para robarles sus móviles. Cinco delitos de robo con intimidación, uno de apropiación indebida y un delito de amenazas son los hechos que se le imputan a la detenida.

La joven segía en mismo modus operandi: actuaba en las principales zonas de ocio de la ciudad, donde se acercaba a grupos de chicas, menores, a las que solicitaba sus teléfonos móviles con la excusa de hacer una llamada telefónica. Cuando éstas se negaban, les amenazaba con agredirles si no se lo entregaban. Las víctimas se sentían intimidadas y atemorizadas y en la mayoría de los casos entregaban sus teléfonos.

[adrotate banner=”125″]

En ocasiones cometía los hechos acompañada por otras chicas, y eso gerenaba en sus víctimas el temor añadido a ser agredidas por la autora y sus acompañantes.

Amenazas para que las víctimas no denunciaran

Cuando la ahora detenida, que frecuentaba los mismos sitios donde había cometido los hechos, se volvía a encontrar con sus víctimas, les amenazaba con agredirles si éstas le denunciaban.

Los agentes de la Comisaría del Distrito Centro de la Policía Nacional, en coordinación con la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM) iniciaron varias líneas de investigación cuyo resultado fue la identificación y posterior detención de la autora de los diferentes hechos. Después de pasar a disposición judicial el juez  decretó su ingreso en prisión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.