Foto: REUTERS

El número de rinocerontes africanos muertos a manos de cazadores furtivos en Sudáfrica ha descendido por segundo año consecutivo, sumando, al menos, 1.054 rinocerontes en 2016, según datos publicados este lunes por el Gobierno.

[adrotate banner=”125″]

El índice de caza furtiva de rinocerontes en Sudáfrica se disparó entre 2008, con un total de 83 rinocerontes, hasta 2014, con 1.215, para la demanda de países asiáticos como Vietnam, donde el cuerno de estos animales se utiliza como ingrediente clave para las medicinas tradicionales.

Los expertos aseguran que a pesar del descenso, los niveles siguen siendo alarmantes, ya que desde que comenzó la crisis en 2008, los cazadores furtivos han matado a al menos 6.990 rinocerontes en el continente africano.

En el Parque Nacional de Kruger, el hogar de la población de rinocerontes más grande del mundo y el epicentro de la masacre, en 2016 se encontraron 662 cadáveres de rinocerontes, un 20 por ciento menos de los que se encontraron en 2015, según ha informado en un comunicado el Ministerio de Medio Ambiente sudafricano.

“Este descenso puede atribuirse a los esfuerzos de nuestros hombres y mujeres que se encuentran en el terreno, especialmente a nuestros guardas”, ha asegurado el Ministerio.

Sudáfrica conserva actualmente más del 80 por ciento de los rinocerontes de África, con al menos 18.000 rinocerontes blancos y cerca de 2.000 negros, y ha sufrido la mayor parte de la caza furtiva en el continente desde 2008.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.