Un joven, de 30 años de edad, ha sufrido un aparatoso accidente en la rotonda flotante de Son Rapinya, ubicada sobre la Vía de Cintura. El conductor circulaba por dicha vía y tras coger la salida hacia Son Rapinya, ha perdido el control del vehículo, justo antes de entrar en la rotonda.

[adrotate banner=”125″]

El coche se llevado por delante una señal de tráfico, ha atravesado la rotonda y se ha empotrado contra el guardarraíl, donde ha quedado encajado justo entre las dos piezas de metal. A pesar del aparatoso impacto, el joven ha logrado salir del vehículo por su propio pie. El accidente ha ocurrido muy temprano, sobre las seis de la mañana.

Ha acudido al lugar, en primera instancia, la Policía Local de Palma, que ha dado aviso a la Guardia Civil de Tráfico. Ellos se encargarán del accidente y las diligencias pertinentes. Se ha practicado la prueba de alcoholemia al joven y el resultado ha sido positivo. Una brigada del Consell de Mallorca se ha encargado de retirar los restos del accidente y también se ha requerido la actuación de la grúa municipal, ya que era importante retirar el vehículo lo antes posible debido a la hora crítica que se acercaba por la entrada a los colegios. Poco después, se ha restablecido la circulación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.