La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha subrayado que el Govern “garantizará los derechos lingüísticos de los ciudadanos de las Islas a expresarse en catalán”, al tiempo que ha insistido en que el decreto de exigencia de conocimiento de lengua catalana que afecta al personal del Ib-Salud “no está cerrado, ni es definitivo”.

[adrotate banner=”125″]

Así, Armengol ha respondido al portavoz de Ciudadanos, Xavier Pericay, quien ha preguntado a la presidenta si piensa “rectificar” con la moratoria de dos años para que el personal estatutario del Ib-Salud adquiera el nivel de catalán que establece la normativa publicada en el BOIB el 23 de febrero, y que ha supuesto el malestar de MÉS “que ha dicho que es una línea roja”, le ha recordado.

Con todo, Armengol ha señalado que el Govern ha devuelto derechos de los ciudadanos, “también en temas de derechos lingüísticos”, tras una legislatura “nefasta” en cuanto a la lengua propia de esta Comunidad Autónoma, ha afirmado.

Con todo, la jefa del Ejecutivo autonómico ha dicho que el decreto en cuestión está en “tramite de audiencia, está en proceso de negociación” por lo que no “hay nada cerrado, ni definitivo”.

La presidenta ha explicado que le gustaría que se tenga en cuenta las “especiales circunstancias de los sanitarios”, y que “sean compatibles con los derechos de los usuarios que tienen a expresarse en catalán”.

Por su parte, Pericay ha indicado que ahora se están viendo las “consecuencias” de la exigencia de que el catalán sea un requisito en toda la función pública. “Nos parecía contraproducente y vemos las consecuencias”, ha indicado.

Así, el portavoz de Cs en Baleares ha opinado que la moratoria es para “no tener problemas con la sanidad y poder tener la legislatura en paz”, le ha replicado a la presidenta.

“Me preocupa el grado de conocimiento de la lengua propia que tienen los profesionales de la sanidad, pero también me preocupa mucho cómo garantizamos la sanidad pública”, ha constatado Armengol al respecto.

“Garantizamos los derechos lingüísticos de los ciudadanos de las Islas que tienen una lengua propia, aunque a usted no le agrade”, le ha espetado la presidenta a Pericay.

3 Comentarios

  1. No tienes vergüenza¡¡¡¡ Y el derecho a expresarse en castellano que para eso estoy en españa donde queda???? Impresentable, ahora vas a hechar el freno de cara al ib salut?? Por que?? Cuenta que los niveles que pides no los tienen ni los propios mallorquines, cuenta la de mallorquines que despues de años trabajando para el IMAS se han visto de la noche a la mañana sin trabajo, y son mallorquines señora Armengol.. Cuenta tambien que si se hacia efectiva tu nueva normativa como tu querias a tendrias que cerrar mas de la mitad de hospitales y centros de salud por falta de personal, por que claro es mas importante hablar catalan que ser un profesional en algo tan serio como la sanidad. Impresentables catalanistas a ver cuando os dais cuenta que os estais cargando la educación y sanidad de la isla entre otras cosas, que somos mallorquines y orgullosos de serlo y que no necesitamos tener un papelito con el nivel de catalán para hacer nuestro trabajo. Solo espero y deseo que despues de esta legislatura no volvais nunca mas y que el daño que estais haciendo tenga arreglo.

  2. Este es vuestro mayor problema!
    Tonterías de politicuchos. Poned mas empeño en arreglar nuestra comunidad y dejaos de pamplinas

  3. Ala y desde su asiento nazionalista , reivindica su mayor problema a su discapacidad , que los medicos curen en catalan o no curen lo importante es la lengua.
    Y sobre todo que arregla , el paro que ha subido , el abandono escolar (curioso a mas idioma absurdo mas abandono) , el nivel escolar (igual de curioso que lo anterior), las huelgas que tiene , y un largo etc , pero todo esto da igual , ahora ya en el ib salut o mas adelante , los medicos y enfermeras como digo , atenderan en catalan .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.