En total, han resultado 21 detenidos tras la explotación en dos fases de la Operación Tiliuin, dirigida a desmantelar el grupo criminal encargado del tráfico de drogas en la part forana, cuyo centro neurálgico estaba ubicado en el municipio de Sa Pobla. La Guardia Civil llevó a cabo la explotación de la segunda fase el pasado día 31, cuando un centenar de guardias civiles realizaron la entrada simultánea en 7 domicilios (5 en Sa Pobla, 1 en Muro y 1 en Port d’Alcúdia).

[adrotate banner=”125″]

En el desarrollo de esta segunda fase de la operación, se detuvo a 7 personas como presuntos autores de delitos de pertenencia a grupo criminal, tráfico de drogas y receptación. Se incautaron 300 gramos de cocaína, en forma de ‘papelinas’ listas para su distribución y venta, 11.000 € de dinero en metálico y 6 coches.

Investigación de la operación TILIUIN

 Durante los meses que ha durado la investigación, los guardias civiles constataron que existía un grupo criminal; organizado por cuatro familias, perfectamente estructuradas y con labores definidas dentro de la organización; que controlaban el tráfico de drogas en la localidad de Sa Pobla. Este grupo ‘menudeaba’ la droga tanto en sus domicilios como acudiendo a repartir a otros lugares de la zona, previo pedido a través de llamadas a móviles. Para servir la droga, los narcos utilizaban los vehículos que la Guardia Civil ha intervenido, siendo la cocaína la droga más solicitada.

Resumen y balance de las dos fases

El inicio de la mencionada operación se remonta al pasado 10 de enero, cuando se llevó a cabo la 1ª fase de la operación en la que fueron detenidas 14 personas e incautadas varias cantidades droga, vehículos y dinero en metálico; todo ello tras realizar 10 registros en domicilios y empresas de Sa Pobla.

El balance final de la explotación de las fases en las que se ha divido la operación ha sido de la detención de 21 personas, la incautación de 1300 gramos de cocaína, 500 gramos de Marihuana/Hachis, 29.000 de euros y 14 coches. Así mismo se han requisado efectos electrónicos (ordenadores, televisores y teléfonos móviles) y joyas, con toda probabilidad procedentes del intercambio de estos efectos por droga.

De las 21 personas detenidas, 20 fueron ingresadas en el centro penitenciario de Palma por orden de la Autoridad judicial.

La Guardia Civil ha desplegado en cada una de las fases a un centenar de Guardias Civiles, compuestos por las especialidades de Policía Judicial de Inca, Pollença, Calvià y Manacor, USECIC, Helicóptero, guías caninos con perros adiestrados en la búsqueda de estupefacientes, así como componentes de Seguridad Ciudadana de Inca, Sa Pobla y Calvià.

Si bien el ‘grueso’ de la operación ha terminado, esta continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones de más personas implicadas en la organización desmantelada.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.