El director general de Desarrollo Tecnológico del Govern, Benjamí Villoslada, considera que Baleares es un lugar con “mucho atractivo” para el sector tecnológico, algo que depende directamente de la calidad de la conexión a Internet, por lo que ha puesto como ejemplo que “el yate de uno de los fundadores de Google está conectado desde Mallorca”.

[adrotate banner=”125″]

Villoslada se ha referido así a uno de los barcos conectados por Omniaccess, una empresa del Parc Bit que presta conexión a Internet a buques y cruceros del mediterráneo por satélite. En una entrevista a Europa Press el director general ha abogado por el modelo “de sol y datos” en lugar del modelo económico de sol y playa, poniendo de manifiesto la importancia de contar con una buena conexión a Internet para que las empresas puedan trabajar desde Baleares.

En este sentido, disponer de una conexión a Internet de alta velocidad permite a las empresas trabajar en la nube, manejando archivos pesados, con varios dispositivos a la vez o en grupo, mientras que con una conexión ADSL clásica se pierde velocidad de subida.

Por ello, en Baleares hay “muchísima gente con ADSL que quiere cambiarlo por fibra”, especialmente en pueblos; al respecto, el director general ha expresado “preocupación” ya que mientras Palma está “muy bien cubierta” no ocurre lo mismo con el resto del territorio porque la población está “muy diseminada”.

De hecho, en pueblos de entre 2.000 y 5.000 habitantes, en Mallorca sólo un 8% tiene fibra óptica y en Menorca este porcentaje es de un 5%: “Hay muchas poblaciones pequeñas que no son rentables para las operadoras; son lugares perfectos para trabajar, pero tienes que venir obligatoriamente a Palma”, ha lamentado Villoslada.

Asimismo, los lugares a los que llega el tren cuentan con mejor conexión porque Servicios Ferroviarios de Mallorca cuenta con una red de fibra en las vías que las operadoras pueden alquilar.

Paralelamente, la situación es diferente con las conexiones móviles: en 2014, un 42% de la población tenía 4G; en 2015 era el 73% y en 2016 se ha pasado al 97%, un despliegue que en Baleares ha resultado “bastante rentable” para las operadoras debido al flujo de turistas y el roaming, ha subrayado el director general.

1,6 MILLONES PARA TERMINAR CON LAS ‘ZONAS BLANCAS

Para mejorar la conectividad e incentivar el despliegue de las operadoras, el Govern quiere impulsar en 2017 una convocatoria de subvenciones de 1,6 millones de euros para cubrir con fibra las ‘zonas blancas’, zonas sin Internet o que no prevén recibir una conexión de más de 30Mb en menos de tres años.

Esta convocatoria se financia en un 50% con fondos europeos Feder pero todavía está pendiente de recibir el visto bueno del Gobierno. En total, mediante convocatorias como ésta se prevén invertir 7,7 millones hasta 2020 para este propósito.

“Poner fibra es relativamente barato, lo que no es fácil es levantar estructuras”, ha añadido Villoslada.

BALEARES TIENE UNA “NECESIDAD URGENTE” DE CABLE SUBMARINO

Por otro lado, Villoslada ha planteado la “necesidad urgente” de Baleares de renovar los cables submarinos porque la mayoría de los actuales caducan en 2020.

“Como Islas no nos podemos olvidar de que podemos tener muy buenas conexiones entre los pueblos pero hay que llegar fuera”, ha recordado el director general.

“ES MÁS FÁCIL SER CREATIVO EN EL PARAÍSO”

“Baleares tiene mucho potencial y lo tendrá definitivamente si tenemos buenas conexiones”, ha incidido Villoslada, que ha recordado que el archipiélago está “bien comunicado” por vía aérea: “Antes de la hora de comer puedes estar en prácticamente cualquier lugar de Europa desde Son Sant Joan”, ha enfatizado.

Además, “lo que está claro es que en el mundo de la tecnología hace falta ser muy creativo, y es mucho más fácil ser creativo en el paraíso”, ha dicho el director general, que ha subrayado que muchas empresas vienen a las Islas “por la luz, el clima y la comunicación con el aeropuerto”.

8 DE CADA 10 HOGARES TIENEN ACCESO A INTERNET

Ocho de cada diez hogares de Baleares disponen de acceso a Internet, una cifra parecida a la del resto de España, según datos del INE recogidos en un informe del Observatorio Balear de la Sociedad de la Información (OBSI) de la Fundació Bit.

Según estos datos (hasta octubre de 2016), en Baleares tienen ordenador (o tablets) en casa un 77,9% de los residentes, el 97,1% tiene teléfono móvil y un 82% tiene conexión fija a Internet.

Asimismo, 70.710 hogares no disponían en 2016 de acceso a Internet, mientras que en 2015 esta cifra era de 75.438 hogares. Los principales motivos para los isleños para no instalar conexión a Internet son no necesitar el servicio, la falta de conocimientos para utilizarlo o que los costes son elevados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.