Un brutal accidente ocurrido esta madrugada en la carretera de Valldemossa ha dejado un fallecido y dos heridos, uno de ellos grave. Los hechos han tenido lugar sobre las 05:15 de la mañana, en la confluencia de la vía mencionada con la calle Francesc Fiol i Juan. Una furgoneta y un coche han impactado en el cruce, regulado por semáforos.

Al parecer, el coche, en el que viajaban un hombre y una mujer de 38 y 35 años respectivamente, circulaba por Francesc Fiol i Juan en dirección a Alfons el Magnànim; cuando han sido embestidos por una furgoneta que bajaba en dirección a 31 de diciembre. El fuerte impacto ha hecho que los dos vehículos realizaran varios trompos hasta arrancar un semáforo y destrozar totalmente una cabina de venta de la ONCE, que ha quedado reducida a trozos.

El coche ha quedado subido en la acera y parte de la furgoneta, también. El hombre de 38 años que viajaba en el coche ha fallecido; la chica, ha resultado herida grave. Los dos son de nacionalidad colombiana. El conductor de la furgoneta, un marroquí de 28 años, ha resultado herido leve.

El fuerte estruendo ha despertado a los vecinos de la zona. Incluso en la comisaría de Policía Nacional, situada a unos 200 metros del punto del accidente, el impacto ha hecho que varios agentes salieran corriendo pensando que algo había ocurrido frente a las puertas de la comisaría. Tras correr calle abajo, han descubierto el grave accidente.

Una vez en el lugar, los agentes han comprobado el pulso del ocupante del vehículo, que ya se encontraba inconsciente, por lo que han decidido intentar sacarlo rápidamente del interior del coche. Tras la llegada del servicio de ambulancias y los Bomberos de Palma, se le ha tratado de reanimar pero, lamentablemente, ha fallecido.

La otra ocupante del coche, la chica de 35 años, ha resultado herida grave y ha sido trasladada a un centro hospitalario. El conductor de la furgoneta ha sido atendido en el lugar y no ha precisado traslado, ya que ha resultado herido de carácter leve. Según los primeros datos de un testimonio presencial, la furgoneta se habría saltado el semáforo en rojo.

La calle ha quedado totalmente cortada al tráfico mientras se procedía a las maniobras pertinentes. Se ha mantenido unas dos horas cerrada a la circulación, aunque esto no ha afectado al desarrollo normal del tránsito. Se ha requerido la intervención de una brigada de electricistas que ha tenido que desconectar varios cables arrancados; ya que en el itinerarios del accidente, los coches han arrancado una farola y la cabina mencionada. Los Bomberos de Palma han podido desmontarla y desenganchar los materiales más sensibles. Varias grúas han retirado los vehículos y se ha despejado la carretera.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.