El grupo de delincuencia económica de la Policía Nacional, en conjunto con agentes de la UPR, ha llevado a cabo hoy un minucioso registro en las oficinas centrales de la empresa Roig, cuyo dueño fue enviado a prisión la semana pasada tras la decisión del juez, Manuel Penalva; debido a la investigación por el presunto amaño de concurso público y emisión de facturas falsas relacionadas con el IME (Institut Municipal d’Esports).

[adrotate banner=”125″]

El registro ha comenzado sobre las 11:30 horas y se han producido varios momentos de tensión, ya que los empleados se han puesto nerviosos al ver aparecer a los agentes y el revuelo mediático. La oficina registrada es la situada en la calle Josep Antoni de Cabanyes, del Polígono de Can Valero.

Los agentes han solicitado toda la documentación a través del requerimiento de la autoridad judicial y Fiscalía Anticorrupción, por lo que durante dos horas se ha tratado de localizar todo el material pertinente. La semana pasada, el juez envió a tres de los cuatro detenidos por el caso a prisión, tres de ellos son funcionarios del Ayuntamiento de Palma y el cuarto es, precisamente, Antoni Roig, propietario de la empresa registrada.

Los detenidos pasaron a disposición judicial a primera hora de la mañana del miércoles. A última hora de la noche, Penalva envió a la cárcel y sin fianza al empresario Antoni Roig, al jefe de mantenimiento del IME y al que fue gerente del Institut Municipal d´Esports. El caso está bajo secreto de sumario.

Manuel Penalva también investiga la adjudicación del servicio de la Ordenanza Reguladora de la Aparcamientos (ORA) en Palma en la pasada legislatura. Las dos investigaciones se enmarcan en el caso de presunta corrupción de la Policía Local de Palma.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.