La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Socialista, Bel Oliver, ha insistido este lunes en que el reglamento del Parlament es “claro” sobre la pérdida de condición de miembro de la Mesa tras la expulsión de Xelo Huertas y ha abogado por un “perfil institucional” para ocupar la presidencia.

En este sentido, Oliver ha dicho en una rueda de prensa que la recepción este martes de la expulsión por parte de la Mesa y el posterior cese efectivo de Huertas como presidenta es un acto “administrativo” y “reglado” que “no tiene discusión”.

[adrotate banner=”125″]

Oliver ha avanzado que tanto Huertas como la también expulsada Montserrat Seijas se adscribirán al grupo mixto, quedará vacante la presidencia y la ejercerá en funciones el vicepresidente primero, Vicenç Thomàs.

La portavoz adjunta socialista ha aplaudido que se ponga “final” a “esta situación de inestabilidad” y se ha mostrado contraria a la posibilidad de que se pida un informe porque “es una tramitación administrativa y da lugar a actos reglados, sin interpretación”.

Por otro lado, Oliver ha mantenido que el relevo de Huertas se debe tratar “en la mesa de los ‘Acords pel canvi’, que “se tienen que revisar” porque “es un acuerdo conjunto, amplio” y “ha habido cambios en la situación inicial”.

Sobre los nombres que se han propuesto para el relevo, Oliver ha dicho que “son personas con muchas capacidades” pero deben “ver entre todos el perfil”.

Según ha dicho, para el PSIB “el único condicionante es el perfil”, independientemente de que sea de Podemos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.