Una joven de veinticuatro años de edad ha protagonizado esta madrugada una curiosa diligencia para las patrullas de la Policía Local. Los hechos han ocurrido sobre las 05:45 horas, cuando los agentes han recibido el aviso de un testigo que había presenciado como un coche golpeaba varios vehículos en la calle Aragón y se daba a la fuga.

[adrotate banner=”125″]

La patrulla de atestados de la Policía Local ha acudido rápidamente al lugar y ha podido constatar que varios contenedores y dos vehículos habían sufrido golpes. Tras comprobar que la causante del accidente no se encontraba en el lugar, los agentes han activado inmediatamente su búsqueda. Poco después, a unos cien metros de distancia han pillado a la conductora in fraganti.

Al parecer, la joven estaba esperando a una grúa a la que había avisado ella misma alegando que había pinchado una rueda. El vehículo estaba a punto de llegar a donde se encontraba la joven. Justo en ese instante, las patrullas de la Policía Local la han localizado aparcada, con un reventón en la rueda delantera derecha y la dirección rota. La joven conductora pretendía evitar el accidente y aparentar haber sufrido un pinchazo.

La joven ha admitido haber consumido bebidas alcohólicas y se le ha practicado la prueba de alcoholemia, cuyo resultado ha sido positivo. Poco después, los agentes han realizado el atestado pertinente y la grúa se ha llevado el vehículo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.