La Asociación de Vecinos del Barrio de la Seu ha criticado que los taxistas siguen estacionando junto a la Catedral, en el Mirador, a pesar del auto dictado la pasada semana que lo prohíbe. La entidad vecinal ha instado así al Ayuntamiento de Palma a velar por el cumplimiento de la ley y por la protección del patrimonio.

El auto dio la razón a un residente del barrio que presentó un recurso contra la parada de taxis que el Consistorio permite junto a la Seu, a lo que Cort “reaccionó diciendo que elaborará la normativa necesaria y señalizará la zona para legalizar este estacionamiento”, opción que la entidad rechaza “por incoherente”.

[adrotate banner=”125″]

“Mientras no dé estos pasos, la parada de taxis es ilegal y el Ayuntamiento no debería permitir que ni un solo taxi estacione allí”, aseveran los vecinos en un comunicado, en el que exigen que se tomen medidas.

Asimismo, los residentes recuerdan que han denunciado en reiteradas ocasiones que la parada “no solo es ilegal, sino que encima los taxistas incumplen las normas establecidas por el ayuntamiento para usarla sobrepasando con mucha frecuencia la cantidad máxima de vehículos permitida, que es de de ocho taxis”.

Asimismo, señalan que el anuncio del Ayuntamiento de interponer recurso contra la decisión judicial de prohibir el aparcamiento de taxis en el Mirador de la Seu o de realizar las actuaciones necesarias para permitirlo “revela que sus responsables dan prioridad a los intereses económicos de un colectivo sobre los intereses de los ciudadanos”.

“Los vecinos no piden poder aparcar en el Mirador de la Seu. Lo que solicitan es que la prohibición de aparcar para preservar el entorno patrimonial de la Catedral afecte a todos, incluidos los taxis”, asevera la asociación, que considera que “no tiene sentido prohibir aparcar a los vecinos para poder colocar taxis en su lugar”.

En esta línea, la entidad asevera que “no se entiende que el ayuntamiento de Palma adopte medidas para reducir la presión circulatoria sobre el casco histórico y a la vez fomente uno de los tráficos circulatorios más intensos en horas puntas y en temporada turística: el de los taxis adheridos al servicio Taxitour promovido por el propio ayuntamiento”.

Cabe recordar que el consistorio aprobó un Plan de Movilidad Urbana Sostenible que incide en que el casco histórico de Palma “no es para visitarlo cruzándolo en vehículo de motor”, lo que, a juicio de los vecinos de la Seu, “se contradice” con el mantenimiento de un servicio que facilita a los turistas un recorrido en automóvil por el centro histórico.

De hecho, recalcan que el servicio TaxiTour podría mantenerse con paradas en el perímetro del casco histórico (Moll Vell, parada de taxis de la calle Antoni Maura, la plaza Porta del Camp) para su posterior recogida en el mismo punto tras la visita peatonal.

“No tiene sentido alguno adoptar medidas para la descongestión viaria y pacificación del centro histórico mediante la recuperación de espacios para el viandante y, a la vez, fomentar que la visita de los turistas a dicho centro se realice cruzándolo en vehículo”, han sentenciado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.