La Asociación de Vecinos del Barrio de la Seu ha celebrado este martes el auto que impide a los taxis aparcar en el mirador de la Catedral y que insta al Ayuntamiento a impedir que la plaza frente al Museo Diocesano “sea usada como parada o estacionamiento de taxis”.

[adrotate banner=”125″]

En un comunicado, celebran que los tribunales “hayan dado la razón” al residente que presentó un recurso contra la parada de taxis que el ayuntamiento de Palma permitía junto a la Catedral.

Así, la Asociación solicita a Cort que renuncie “a hacer definitiva la parada de taxis ilegal” ubicada junto a la Seu.

Por esto, consideran que “no tiene sentido” alguno adoptar medidas para “la descongestión viaria y pacificación” del centro con la recuperación de espacios para el viandante y, a la vez, fomentar que la visita de los turistas a dicho centro se realice cruzándolo en vehículo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.