“La gota que colmó el vaso fue un informe tachándonos a todos los funcionarios de fraude de ley”. Así resume Óscar Rojas lo que, según él, viven los funcionarios de Cort desde que arrancó la legislatura. Rojas es el presidente de la sección sindical del SPME (Sindicato Profesional de Policías Municipales de España) en el Ayuntamiento de Palma.

[adrotate banner=”125″]

El informe de la Regiduría del Área Delegada de Seguridad Ciudadana estaba firmado por el Comisario Jefe de la Policía Local de Palma, Josep Palouzié. El pasado noviembre se presentó en el Juzgado de Instrucción número 12 de Palma “como prueba de la corrupción existente en la Policía Local de Palma pero tres días después el juzgado contestó que no lo admitía”, explica Rojas.

Consulta aquí el informe

La tensión entre la Junta de Personal, el órgano de representación de los funcionarios del ayuntamiento de Palma, con la regidora de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, quedó demostrada en el último pleno.

La del jueves fue una mañana movida dentro y fuera del ayuntamiento de Palma. A las puertas de Cort los sindicatos se concentraron para protestar porque consideran que Pastor “está dividiendo la Función Pública. Desde él Área de Seguridad Ciudadana”, afirma Rojas, “se ha impuesto una manera de hacer las cosas a cualquier precio. La regidora y su equipo no quieren negociar las condiciones de trabajo”.

Rojas afirma que “el servicio diario es un desastre, las órdenes que se dan son un desastre. No sabemos lo que tenemos que hacer, pedimos nuevos protocolos y no se nos dan”. Según Rojas Angélica Pastor “hace y deshace tanto en la Policía como en los Bomberos sin freno” y se excede en sus competencias como regidora: “ella es la jefa de Policías y Bomberos. La jefa del resto de funcionarios es Aurora Jhardi pero Pastor está trasladando la división de la Función Pública al resto de funcionarios”.

El presidente de la sección sindical del SPME asegura que ellos no discuten la competencia y la capacidad organizativa de Pastor en las áreas de Policía y Bomberos “pero las condiciones de trabajo sí. Nos van a quitar los pluses, cambiar los turnos y nuestras condiciones laborales. El trabajador siempre aspira a mantenerse o a mejorar. Y ahora Angélica Pastor quiere sobrepasar los recortes que ya se venían haciendo”:

El sindicato considera que la concentración-asamblea del jueves fue un éxito por haber hecho llegar al pleno municipal y al equipo de gobierno su “malestar hacia la gestión de personal de este Ayuntamiento que no es otra que la dirigida por el Área de Seguridad Ciudadana A LA QUE SOLO LE PEDIMOS BUENA FE NEGOCIADORA Y RESPETO A TODOS LOS FUNCIONARIOS”, según se recoge en una nota del sindicato.

El SPME se refiere a Angélica Pastor como una persona “mentirosa y soberbia” por “actuar de mala fe y despreciar la negociación con los agentes sociales, dividiendo y destrozando Función Pública, única y exclusivamente para conseguir sus propósitos”.

La Junta de Personal, formada por los sindicatos CC.OO., UGT, CSIF. SPME, USO y STEI, se siente menospreciada por Pastor por cuestionar la legalidad de los acuerdos laborales alcanzados y que, a día de hoy, permanecen vigentes. Desde el Sindicato de Policías Municipales afirman que “sus propios servicios jurídicos (los de Cort) le están diciendo a Pastor que se equivoca, queriendo imponer de una forma dictatorial una reestructuración que solo cabe en su pensamiento, no escuchando a nadie”.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.