La Guardia Civil ha interceptado entre este domingo y la madrugada de este lunes a los nueve inmigrantes que llegaron a Mallorca en Año Nuevo, después de que una de sus patrullas localizase una embarcación tipo patera entre Cala Pi y Cap Blanc, en el término municipal de Llucmajor.

[adrotate banner=”125″]

Según han informado desde Delegación de Gobierno, una vez finalizadas las pertinentes diligencias a lo largo de esta mañana, los nueve están siendo puestos a disposición del Cuerpo Nacional de Policía.

Nada más localizarse, han detallado en un comunicado, la embarcación la Guardia Civil desplegó un dispositivo de reconocimiento en la zona que permitió encontrar poco después a un primer hombre mientras caminaba por la carretera de S’Estanyol.

El resto fue localizado entre este domingo y esta madrugada. Uno de ellos fue trasladado al Hospital Universitario de Son Espases por hipotermia pero fue dado de alta poco después.

En el dispositivo, que se mantiene aún operativo, intervienen el helicóptero, Usecic, Seprona y Servicio Marítimo de la Guardia Civil.

Los inmigrantes pasarán a disposición de la Brigada de Extranjería del Cuerpo Nacional de Policía, que iniciará el expediente de devolución. En un plazo de 72 horas serán trasladados a un Centro de Internamiento de Extranjeros en la Península.

La embarcación localizada tiene unos seis metros de eslora y contaba con un motor de 30 CV.

En 2016 llegaron a Baleares tres embarcaciones de similares características; tres en 2015 y dos en 2014.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.