El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha anunciado este martes que el puerto de Cala Rajada se reparará mediante un proyecto que se tramitará por vía de emergencia con el objetivo de que las obras empiecen lo antes posible.

Pons, que se ha desplazado a Cala Rajada para conocer de primera mano el grado de los desperfectos provocados por el temporal del pasado fin de semana, ha señalado que el Consell de Govern del próximo viernes aprobará la tramitación por emergencia para que “en unas semanas” empiecen estas obras, que cuentan con un presupuesto de alrededor de 300.000 euros.

[adrotate banner=”125″]

El conseller también ha destacado que esta situación “se habría podido evitar si se hubiera realizado el mantenimiento de estas infraestructuras en los años anteriores”. Según ha dicho, actualmente Ports de les Illes Balears lleva a cabo un plan de adecuación de más de 25 millones de euros, gran parte de los cuales se destinan a solucionar problemas estructurales “que se habrían podido ahorrar de haberse hecho el mantenimiento adecuado”.

En este sentido, el Govern ha recordado que el pasado sábado, con motivo del fuerte temporal que afectó a la comunidad, se produjeron importantes desperfectos en esta infraestructura a consecuencia del impacto de una roca de la escollera que, gracias al impulso del viento, impactó contra el espaldón del dique y provocó una abertura de unos 3×2 metros.

La madrugada del pasado sábado 21 de enero, con un fuerte oleaje que superaba la altura del dique y el agujero abierto por el impacto de la roca, se aplicó un protocolo de seguridad que incluía el cierre de la zona, incluido el paseo de Cala Gat. Actualmente, la zona continúa cerrada por máxima seguridad.

Aunque se trata de una ruptura parcial, este incidente se ha producido en una infraestructura que se encuentra en un estado de deterioro importante, motivo por el cual el pasado mes de noviembre la presidenta del Govern, Francina Armengol, anunció la puesta en marcha de un proyecto de restauración del dique que supone una inversión de 7,5 millones de euros.

PROYECTO DE RESTAURACIÓN Y REORDENACIÓN DEL PUERTO

El proyecto previsto con anterioridad y que se está redactando tiene como objetivo actuar en una infraestructura que, ante la “falta de intervenciones durante los últimos 40 años, se ha visto de cada vez más deteriorada”.

La obra se centrará en la restauración del dique puesto que presenta importantes daños producidos por la erosión, así como problemas de permeabilidad. La última intervención importante llevada a cabo en esta infraestructura se hizo en los años 70, cuando se amplió y se creó la tercera alineación (1971-1972).

“La falta de mantenimiento adecuado ha provocado un proceso de deterioro tan importante que frecuentemente el agua del mar sobrepasa el muro de coronamiento del dique, especialmente los días de fuerte oleaje”.

Por otra parte, se producen importantes problemas de agitación interior, también provocados por la degeneración progresiva del dique, que no actúa de barrera protectora con la eficacia necesaria.

El presupuesto estimado de esta actuación es de 6,5 millones de euros, aunque la cantidad final se establecerá una vez que esté finalizado el proyecto de construcción definitivo.

Además, y de manera conjunta, se llevará a cabo la redistribución de las diferentes edificaciones que hay en el puerto para solucionar los graves problemas de usos de éstas. La finalidad es dar un uso eficiente a los espacios portuarios, así como la rehabilitación y reestructuración de las edificaciones.

El presupuesto aproximado para esta intervención es de 1,1 millones de euros, a pesar de que, como en el proyecto del dique, la cantidad final resultará del proyecto constructivo que finalmente se apruebe. El conjunto de las actuaciones tendrá un presupuesto aproximado de 7,6 millones de euros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.