La Policía Nacional ha detenido a dos personas como presuntos autores de nueve robos con fuerza en vehículos de Playa de Palma. Los arrestados han llegado a vender alrededor de 3.000 kilos de batería de plomo, lo que les ha podido reportar un beneficio de alrededor de 1.500 euros.

[adrotate banner=”125″]

Según ha informado la Policía en un comunicado, los detenidos son un hombre y una mujer de mediana edad y nacionalidad española, a quienes se logró identificar tras iniciar una investigación al detectar, a finales de octubre, un incremento notable de robos con fuerza en vehículo para sustraer sus baterías.

Estos robos se cometían con idéntico ‘modus operandi’ puesto que manipulaban el mecanismo de cierre del capó sin dejar signos de forzamiento aparente en la mayoría de los casos, para sustraer la batería del vehículo. Posteriormente, transportaban las baterías, utilizando un turismo propiedad de la pareja, hasta dos de los diferentes establecimientos de reciclaje de Palma, donde procedían a su venta.

Actuaban en diferentes zonas de Palma, si bien, los lugares elegidos eran estacionamientos reservados a clientes de supermercados, aparcamientos de los hospitales y acaparamientos de empresas de ‘rent a car’, lugar donde robaron las baterías a 13 vehículos.

Una vez se logró identificar a los presuntos autores, se comprobó que, desde la fecha de inicio de la investigación hasta su detención, entre ambos han procedido a la venta aproximadamente 3.000 kilos de batería de plomo, lo que les ha podido reportar un beneficio de 1.500 euros.

La investigación sigue abierta por la parte de los funcionarios de la Comisaria de Playa de Palma con el objetivo de localizar a más perjudicados que no hayan interpuesto denuncia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.