Según un escrito realizado por la plantilla de la Policía Local de Capdepera, las relaciones entre los agentes y el Ayuntamiento penden de un hilo. Un conflicto en el que, por un lado, los agentes solicitan que se les devuelvan las retribuciones que fueron retiradas a causa de la crisis económica, alegando que ya ha pasado; y por otro el Ayuntamiento, que no considera oportuna devolver dichas retribuciones.

[adrotate banner=”125″]

El escrito explica el conflicto de la siguiente forma: “La totalidad de la plantilla de la Policía Local de Capdepera se encuentra en pie de guerra contra la Administración. El origen del conflicto viene dado por la negativa del alcalde del municipio, el socialista Rafael Fernández, a negociar las retribuciones que venían percibiendo los agentes con anterioridad al inicio de la pasada crisis”.

Tras esa reivindicación, los agentes solicitan también que se establezca un calendario de negociaciones para la aprobación de la carrera profesional, una propuesta que se ha aprobado en otros municipios. Además, añaden que el alcalde “tras la negativa a sentarse a negociar dichos aspectos con los sindicatos ha coartado el derecho al descanso de los agentes, de una forma autoritaria y dictatorial, mediante un Decreto de Alcaldía sin argumentación legal para nombrar los servicios extraordinarios al objeto de cubrir fiestas y eventos totalmente previsibles, todo ello para contrarrestar la negativa de los agentes a realizar dichos servicios hasta no ver regularizada su situación”, concluyen.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.