Un operativo de la Policía Local de Sant Antoni, en Ibiza, permitió a los agentes interponer 13 denuncias por botellón y tres por tenencia de sustancias estupefacientes, durante la fiesta Flower celebrada en la noche del sábado.

[adrotate banner=”125″]

Según ha explicado el Ayuntamiento de Sant Antoni, la Policía identificó a 47 jóvenes, 17 de ellos de Vila, 14 de Sant Josep, 11 de Santa Eulària, cuatro de Sant Antoni y uno de Sant Joan.

La actuación policial se programó con motivo de la elevada afluencia de personas a la fiesta y para disuadir a los asistentes del consumo de alcohol en la vía pública.

Los agentes lograron evitar una concentración multitudinaria apostándose en la estación de autobuses para intervenir las botellas de alcohol con las que llegaran los menores de edad.

Ante la presencia policial los jóvenes se dispersaron y formaron pequeños grupos de personas reunidas para hacer botellón en diferentes puntos del núcleo urbano, por lo que las diferentes patrullas actuaron en plazas y calles para evitar estas actuaciones.

Además, se inspeccionaron cinco establecimientos y una bodega fue denunciada por incumplimiento de la normativa respecto a la venta de alcohol.

Los agentes interpusieron una denuncia por alcoholemia contra un conductor y requisaron un total de 30 botellas de bebidas alcohólicas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.