La Dirección General de Carreteras del Consell de Mallorca ha informado este lunes de que la carretera del Coll de Sóller (Ma-11A) seguirá cortada “durante los próximos días” hasta que deje de ser “insegura” y “no haya riesgo de desprendimientos”.

[adrotate banner=”125″]

Según han informado, los desperfectos ocasionados se están solucionando con la limpieza del tramo y también se están arreglando los agujeros que generaron los golpes de las rocas sobre la calzada.

Sin embargo, explican, existe un “gran riesgo de desprendimientos si continúa habiendo lluvias y vientos”. Por esto, durante los próximos días, los técnicos analizarán el estado de la montaña y los lugares donde podría haber caídas de rocas.

A partir de aquí, se llevarán a cabo tareas de contención de taludes y cuando se asegure la seguridad de la carretera, se podrá volver a abrir.

Cabe recordar que el viernes, 20 de abril, se produjeron grandes desprendimientos de rocas que fueron golpear intensamente la calzada.

El presidente del Consell, Miquel Ensenyat, la consellera de Territorio e Infraestructuras, Mercedes Garrido, el conseller de Desarrollo Local, Joan Font, y el director insular de Infraestructuras y Movilidad, Joan Cifre, han visitado la carretera ya que ha sido uno de los tramos más perjudicados por el temporal de los últimos días.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.