El alcalde de Palma, José Hila, ha visitado este mediodía el Pla de Sant Jordi y se ha reunido con los vecinos afectados para comprometerse a buscar soluciones al problema de las inundaciones.

Hila ha asegurado que se trata de un problema “histórico” ya que “hace más de treinta años que se inunda esta zona” y ha explicado que aunque no existan “soluciones mágicas” se comprometerán a hacer trabajo para paliar la situación.

[adrotate banner=”125″]

En este sentido, el Ayuntamiento se propone trabajan en la mejora de los protocolos de respuesta rápida en casos de emergencia, el perfeccionamiento del drenaje de las carreteras y medidas en materia urbanística para, paliar los efectos sobre las zonas de asentamiento urbano y desarrollar un proyecto de aprovechamiento para el consumo humano del agua embalsada a toda el área del Plan de Sant Jordi.

Los representantes del gobierno municipal han hecho también un recorrido por las diferentes zonas más afectadas, y se han interesado por la situación de las personas que viven y lo sufren.

La empresa municipal Emaya dispone de 14 bombas de drenaje en el Pla de Sant Jordi, que funcionan de manera ininterrumpida de mayo a septiembre y durante los episodios de lluvias intensas durante el invierno.

Sin embargo, Emaya pedirá a las direcciones generales de Recursos Hídricos, responsable del drenaje y mantenimiento de los torrentes de la zona, y de Emergencias una mayor implicación en este tema.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.