El Consell de Formentera ha impulsado una campaña de control de la procesionaria del pino contratando a dos trabajadores forestales profesionales, que durante tres semanas “están realizando un tratamiento de control que se basa en la retirada manual y mecánica de bolsas de procesionaria y posterior quema controlada”, ha dicho la consellera de Medio Ambiente, Daisee Aguilera.

[adrotate banner=”125″]

Voluntarios de la Asociación de Cazadores de Es Cap de Barbaria también eliminarán a tiros las bolsas en las copas de los pinos. La institución ya ha adquirido para ello 2.500 cartuchos. El coste total de la campaña, según el Consell, es de 7.547 euros.

Este año también se ha actuado en zonas de Sant Francesc, Ses Bardetes y en el Parque Natural de Ses Salines, donde se ha detectado la presencia del insecto, aunque con menor densidad.

“La densidad de estas zonas periféricas al foco es muy baja, y retirando las bolsas, el objetivo es reducir el proceso de expansión de la plaga”, ha dicho la consellera.

Asimismo, ha solicitado colaboración ciudadana para ayudar a localizar más pinos afectados.

El Consell de Formentera ha agradecido la celeridad del Govern a la hora de aplicar un primer tratamiento biológico terrestre ya que efectivos del Ibanat relizaron una actuación en el foco de la zona afectada el pasado octubre y noviembre.

El Consell ha recordado que los vecinos rechazaron en 2014 el tratamiento aéreo con el agente químico ‘diflubenzuron’. “Ahora se está a la espera de una reunión técnica donde se presentarán las conclusiones de los trabajos. Con esta información se coordinarán las próximas actuaciones para seguir combatiendo la plaga de la procesionaria en Formentera”, ha dicho.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.