Marta Maicas

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Palma, Pedro Barceló, ha citado a declarar en calidad de investigada, el próximo 15 de febrero, a la diputada de Podemos Marta Maicas en relación a la denuncia interpuesta por la también parlamentaria -y recientemente expulsada del partido- Montserrat Seijas por el uso indebido de su firma por parte de la formación morada.

Junto a Maicas también ha sido emplazada a comparecer como encausada la miembro de Podemos Margalida Santandreu. Seijas ratificó la semana pasada su denuncia ante el juez durante una comparecencia en la que relató cómo el pasado mes de noviembre miembros de su entonces grupo parlamentario utilizaron su firma sin su consentimiento para evitar su participación en la Comisión de Salud a la que debía asistir.

[adrotate banner=”125″]

Las citaciones se han producido después de que la defensa de Seijas presentase este lunes un escrito, al que tuvo acceso Europa Press, en el que además de atribuir a Maicas un delito de falsificación de documento oficial considera que se le debe imputar el del artículo 542 del Código Penal, al aseverar el letrado que la finalidad de la falsificación pasaba por “impedir que mi representada pudiera desempeñar sus funciones como diputada electa del Parlament”.

Es más, recalca la defensa, ejercida por el abogado Juan Camacho, sostiene que la intención por la que presuntamente se cometió la
falsificación documental fue la de “lesionar el ‘ius in officium’, pues es evidente que el derecho a formular preguntas ya sea en el Pleno o en Comisión pertenece al núcleo de su función representativa parlamentaria”.

Pero, además, prosigue, también resultaría afectado el derecho fundamental de los ciudadanos a participar en los asuntos públicos a través de sus representantes, reconocido en el artículo 23.1 de la Constitución, pues “como dijo la denunciante en su declaración se debe a los ciudadanos de Baleares que le votaron”.

DENUNCIA DE SEIJAS

En su denuncia, Seijas señala que el pasado 14 de noviembre Podemos presentó un escrito ante la Mesa del Parlament para retirar las iniciativas parlamentarias que debían plantearse en la Comisión, un documento en el que se utilizó su firma a pesar de que no fue presentado, autorizado ni rubricado por ella, como tampoco delegó su firma “ni nada de nada”.

Ese mismo día la parlamentaria tuvo conocimiento de que el anterior escrito había sido entregado sin su permiso, motivo por el que decidió interponer denuncia. Seijas recuerda que dos meses antes había registrado en la Cámara las preguntas que iba a formular en la Comisión de Salud.

En su comparecencia ante el juez, la diputada explicó cuál es el funcionamiento y los mecanismos del Parlament y aludió a la vulneración del derecho de un diputado, alguien “votado por los ciudadanos”, a “hacer su trabajo de control al Govern”.

“Esto no es un patio de colegio”, abundó Seijas tras finalizar la diligencia. La parlamentaria mostró su confianza en que se aclaren los hechos y se tomen “las medidas necesarias”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.