El Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi) ha formalizado este miércoles un convenio con Cruz Roja Baleares mediante el que cede un total de diez viviendas para su proyecto de acogida de refugiados.

Ante los medios de comunicación, el conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha explicado que este es un proyecto más de los que tiene el Ibavi y ha detallado que tienen “150 viviendas conveniadas con 25 entidades que dan respuestas específicas a problemas concretos”.

[adrotate banner=”125″]

La presentación de este convenio para facilitar el acceso de familias refugiadas a una vivienda ha tenido lugar en uno de los pisos que forman parte de la bolsa de vivienda de alquiler de Ibavi y en ella también ha estado presente el presidente de Cruz Roja Baleares, Antoni Barceló.

Desde Cruz Roja, ha explicado que este convenio supone una acción “vanguardista” en una cuestión “tan vital” como es poner a disposición de los refugiados, una vivienda para empezar con la segunda etapa, “la de integración en la sociedad balear”.

Barceló ha explicado que, además, esto ocurre ahora cuando muchos de los refugiados llegados últimamente “están a punto de terminar la primera fase de acogida” en el albergue de Playa de Palma. “Precisamente, ahora llega este convenio que permite dar una solución sino completa, sí significativa”, ha expresado.

Asimismo, ha expresado que en la actualidad y en “los próximos años” el programa de ayuda internacional a refugiados “tiene unas necesidades aproximadas de “unas 30 viviendas anuales”. “Esto representa un auténtico reto que entre todos debemos ir resolviendo”, ha avanzado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.