El Consell de Govern ha acordado solicitar al Consejo de Ministros que declare el territorio de las Islas Baleares zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil, de acuerdo con el procedimiento establecido en la Ley 17/2015 del Sistema Nacional de Protección Civil, a causa de los daños materiales causados por el temporal de nieve, lluvia y viento acontecidos en la comunidad entre los días 17 y 24 de enero.

[adrotate banner=”125″]

La declaración se tendrá que elevar al Consejo de Ministros a través de la Delegación del Gobierno en Baleares debiendo incluir todas las ayudas y las medidas económicas previstas en la Ley 17/2015 y el Real Decreto 307/2005 por el que se regulan las subvenciones en atención a determinadas necesidades derivadas de emergencia o de naturaleza catastrófica.

Así lo ha explicado la portavoz del Govern en rueda de prensa, quien ha indicado que “es evidente” que Baleares “ha sido afectada”.

Según este ordenamiento legal, es pertinente dictar esta declaración, en todo caso, cuando se produzcan daños personales o materiales derivados de un siniestro que perturbe gravemente las condiciones de vida de la población en un área geográfica determinada y cuya magnitud requiera la intervención del Estado, a través de las correspondientes medidas de recuperación, con el fin de restablecer la normalidad de la zona siniestrada.

Esto es lo que ha pasado en gran parte del territorio de las Islas Baleares, particularmente en Mallorca, aunque también en Menorca, en Ibiza y en Formentera, debido al temporal de nieve, lluvia y viento _y los consiguientes fenómenos costeros_ producido entre los días 17 y 24 de enero de este año, y que ha causado importantes daños materiales.

Los daños causados por este temporal de nieve, lluvia y viento son susceptibles de ser recuperados a través de las ayudas y las medidas económicas previstas en la Ley 17/2015, ya citada, lo cual aconseja que el Govern solicite formalmente al Estado su intervención.

Así, el importe de las ayudas económicas se calculará a partir de las cuantificaciones de daños aportadas por personas físicas o jurídicas, referentes a daños materiales que comporten reparación de viviendas, industrias o instalaciones. La misma reglamentación indica que las ayudas se podrán dar como subvención directa, como bonificación de las cotizaciones a la Seguridad Social o como bonificación de las cuotas del IRPF.

Asimismo, el acuerdo del Consell de Govern insta al Consejo de Ministros a que adopte todas las medidas que procedan para la recuperación íntegra de los daños sufridos por el territorio de las Islas Baleares a consecuencia del temporal, incluidas las que se puedan considerar complementarias de las que prevé la legislación vigente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.