Foto: Lorenzo Salom \ RFEP

El Espanya Hockey Club sumó una nueva victoria en el partido disputado ayer sábado, a las 19:30 horas, en el Palma Arena. El equipo mallorquín jugó la undécima jornada de la liga élite masculina y mantiene la tercera posición tras un resultado favorable de 6 – 3 contra el Molina Sport ACEGC.

Una gran reacción en el campo del Espanya Hockey Club (EHC) que no podía permitirse descender de esa tercera plaza en la liga, teniendo en cuenta que el HC Castellón (segundo clasificado) perdió contra el HC Rubí Cent Patins (cuarto clasificado). Fue un partido sin incidencias, con algunas faltas de contacto y la picardía de algunos jugadores que aprovecharon los minutos de banquillo para dejar en inferioridad numérica a cada equipo y crear así ocasiones de gol a favor del equipo contrario.

Al inicio del partido, transcurridos los primeros cinco minutos, el jugador Jan Andrysek anotó el primer gol para el equipo canario; Jiki Drobny marcó el segundo y les colocó aún más lejos en el marcador. El Espanya Hockey Club tardó en reaccionar, pero lo justo; lo hizo en el minuto 13 con un tanto de Miky Cabalin, que acortaba las distancias al 1-2.

Los canarios no cejaron en su empeño y lograron retirarse, tras finalizar la primera parte, con otro gol más por parte del jugador Baldwin del Molina Sport (1-3). El segundo entrenador del EHC, Guillermo Obrador (MOMO) dedicó los minutos del descanso para charlar e instruir a su equipo; algo que surtió efecto nada más comenzar la segunda parte.

A los dos minutos de partido, Borja marcó el segundo gol para el Espanya. Los jugadores del equipo mallorquín reaccionaron al 2-3 con contragolpes que pusieron en apuros al equipo contrario; incluso con jugadas individuales estando en inferioridad por las faltas de dos miembros del equipo. Una de esas jugadas individuales la protagonizó el jugador Edu Cabalín, con sólo dos jugadores de campo y el portero de su equipo, realizó una remontada desde su zona esquivando hasta a cuatro jugadores del Molina Sport; aunque no logró marcar.

Fue su hermano, Miky Cabalín, quien obtuvo el tanto del empate. Una vez con el 3-3 en el marcador, Borja y nuevamente su hermano Miky, culminaron el partido con un gol más por cabeza a falta de dos minutos para finalizar el mismo. Pero no quedó con un 5-3; Josep Tomás, hermano del primer entrenador y jugador Albert Tomás (que se encontraba ausente), no quiso quedarse sin su gol y a 40 segundos del final, marcó el definitivo 6-3 para el Espanya Hockey Club.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.