El Servicio de Emergencias 112 ha gestionado un total de 195 incidencias en Baleares debido a los fenómenos meteorológicos adversos, lluvia, viento y fuerte oleaje en el mar durante este sábado.

Por islas, 171 han ocurrido en Mallorca, tres en Menorca, 17 en Ibiza y cuatro en Formentera, todas ellas de carácter leve, según ha explicado la Dirección General de Emergencias e Interior en un comunicado.

Los incidentes se han debido a inundaciones de carreteras, torrentes desbordados, desprendimientos de rocas en la carretera, caída árboles, caída elementos urbanos, vehículos atrapados en la carretera por el agua, obstáculos en la vía pública y caída de cableado eléctrico.

[adrotate banner=”125″]

La situación de mayor riesgo se concentra a los embalses de Cúber y Gorg Blau, que se encuentran al límite de su capacidad y desde Emaya se ha informado que ya se han iniciado las tareas de vaciado controlado por el desagüe natural del Torrent de Pareis, cuyo caudal es bastante importante.

Los municipios más afectados por el temporal han sido Algaida (14), Calvià (7), Inca (8), Llucmajor (8), Manacor (12), Felanitx (10) y Palma (42).

En Menorca se han tenido que cerrar los puertos de Ciutadella y Maó debido a los fenómenos costeros, mientras que en Mallorca se han cortado un total de 32 tramos de carreteras por inundaciones o desprendimientos.

Además se han averiado las líneas de Gesa Charolina zona Mercadal, en Mernorca, afectando a 749 clientes; la línea Gertrudis en Ibiza, dejando 846 clientes afectados; y la línea Muro en Mallorca, con 197 usuarios.

Según ha informado la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, a las 18.00 horas la situación de mayor “compromiso” relacionada con las lluvias ya había pasado y se preveía que la alerta pudiera cambiar de naranja a amarilla “en las próximas horas”.

El director general de Emergencia e Interior, Pere Perelló, ha explicado que “la red principal garantiza la circulación” aunque ha recomendado que “se consulte el estado de las carreteras antes de coger el coche en Mallorca”.

La mayoría de actuaciones de emergencia han tenido que ver con el rescate de conductores que han quedado parados en medio del agua, inundaciones de vías urbanas e interurbanas, desprendimientos y caídas de árboles que han dificultado el tránsito.

En Palma un camión de reparto de combustible ha quedado parado en una zona inundada y ha necesitado ser remolcado lo que ha motivado la activación preventiva del plan MERPEBAL.

ACUMULACIÓN DE AGUA

El episodio de lluvia y viento ha dejado en Mallorca puntas de hasta 110 litros por metro cuadrado desde las 0.00 horas, y ráfagas de viento alrededor de los 100 km/h en todas las islas.

Respecto a las precipitaciones, en Lluc se han acumulado 110 litros por metro cuadrado, 93 en Portocolom y más de 60 en Llucmajor y Santa Maria.

Además, ha soplado viento muy fuerte en todas las islas y en la Sierra de Alfàbia se ha medido un golpe de viento de 112 kilómetros/hora, mientras que en Menorca, Ibiza y Formentera las rachas han bordeado los 90 kilómetros hora.

Este hecho ha provocado fuerte oleaje de más de 5 metros en el mar Balear, ha provocado la ruptura del espigón del puerto de Cala Ratjada y ha obligado a cerrar los puertos de Maó y Ciutadella.

Ante la ausencia de incidentes graves la consellera ha dado las gracias a los más de 500 voluntarios de Protección Civil, a la Guardia Civil, Policía Local, Bomberos de Mallorca y de Palma, y los servicios de coordinación del SEIB 112 por su trabajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.