Foto: AVINTIA RACING

El piloto español de MotoGP Héctor Barberá (Ducati) ha destacado que la llegada de Álvaro Bautista y Jorge Lorenzo a la marca italiana hará que las motos vayan “más igualadas” y que esto permitirá a los pilotos satélites estar más arriba, destacando del balear que, aunque no sabe si ganará el Mundial en su primer año con su nuevo equipo, “seguro que ganará carreras”.

“Jorge fue muy rápido en su debut con la Ducati en Valencia, es un piloto con muchos campeonatos y seguro que estará delante luchando por ganar carreras. El campeonato el primer año no lo sé, pero carreras ganará seguro”, dijo Barberá en declaraciones facilitadas por su equipo y recogidas por Europa Press.

[adrotate banner=”125″]

Por su parte, tanto Bautista como el británico Scott Redding “llevarán la misma moto” que el valenciano. “Así que serán los primeros a los que tendré que batir. Pero no solo ellos, para mí hay 22 pilotos más en la parrilla, y cuantos más pueda dejar por detrás, mejor”, advirtió el piloto del Avintia Racing.

Además, manifestó que también le parece muy bueno el fichaje del talaverano por Ducati y que este curso “las motos van a estar más igualadas” y que eso va a permitir que los pilotos ‘satélite’ estén más arriba.

Por otro lado, Barberá comentó que se encuentra muy bien y que este año ha cambiado la preparación física para llegar a los primeros test de Malasia “en muy buena forma”. “El año pasado también llegué muy bien, pero hemos cambiado la forma de entrenar y hemos hecho bastantes días de moto”, apuntó.

“Mentalmente también estoy mejor que nunca, llego muy fuerte y no he sufrido lesiones durante el invierno, lo que siempre es importante. También tenemos una moto mejor, el equipo también se ha reforzado y por eso empezamos con las expectativas bastante altas”, añadió al respecto.

El valenciano realizó dos test con su nueva Ducati en noviembre y explicó que fueron unos entrenamientos “muy positivos” y que tanto en Valencia como en Jerez rodaron “bastante rápido”. “Pero en los dos circuitos el último día se rompió algo en el cambio y eso nos impidió bajar más los tiempos, aunque creo que hemos detectado el problema”, aclaró.

“Si todo va según lo previsto tendré dos motos en Sepang y eso nos permitirá trabajar mejor porque con una sola pierdes mucho tiempo haciendo cambios, y con dos puedes aprovechar mejor los entrenamientos. También tendré suspensiones nuevas, que deberían ayudarnos a mejorar”, agregó.

Al ser preguntado por la Desmosedici GP16, el español señaló que es moto muy buena y que les hace tener “grandes expectativas”. “Es la moto oficial del año pasado y creo que podremos reducir las diferencias con los primeros. Aunque, hasta que no nos midamos en una situación real no lo sabremos, pero creo que este año tendremos las mejores herramientas posibles para estar delante, por eso estoy convencido de que las diferencias van a ser mínimas”, recalcó.

“ME GUSTARÍA ESTAR REGULARMENTE ENTRE LOS CINCO PRIMEROS”

Para la nueva temporada, Barberá quiere ser ambicioso y que le gustaría estar “regularmente entre los cinco primeros”, algo que ve “factible” porque tienen moto, equipo y piloto. “Es complicado porque ni siquiera hemos hecho el primer test, pero sin duda que el objetivo sería acabar el año sexto o séptimo y movernos en esas posiciones en cada carrera”, remarcó.

En esta campaña no podrá usar las alas que llevó en su moto el año pasado con el Ducati Team, un accesorio que “pega la moto al suelo” y hace que no se levante y se pueda usar “más potencia”. “Tienen muchas ventajas. Lo único en contra es que la moto corre un poco menos en las rectas largas. Pero como este año nadie podrá llevar alas no es algo que me preocupe mucho”, argumentó.

“La moto es prácticamente igual a la oficial que llevé en Japón y Australia, el embrague es un poco diferente, no sube tanto de vueltas y cambian un poco las suspensiones y los frenos, pero la tengo en mi ‘box’, con mi equipo, mis mecánicos y con la gente que me conoce hará que le pueda sacar un mejor rendimiento”, subrayó.

Finalmente, el valenciano destacó que les vendrá muy bien tener un compuesto más de neumáticos y que también ayudará el hecho de que se pueda elegir entre blando, medio o duro. “En cuanto a la estabilidad, creo que al ser el segundo año de Michelín, ya contará con referencias reales y habrán trabajado duro para mejorar donde no fueron bien las cosas el año pasado”, indicó.

“Si este año vuelve a llover, seguro que volveremos a ver carreras alocadas, y eso a nosotros seguro que nos vendrá bien, pero para mí lo más importante es que este año en seco vamos a ser más competitivos”, sentenció.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.