El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha informado este martes de que se están evaluando los daños en la agricultura por el temporal de los últimos días, tras lo que se remitirá un listado a la Delegación del Gobierno para que se valore una posible declaración de zona catastrófica.

En una rueda de prensa, el conseller también se ha referido a la rotura del dique de Cala Rajada, que “ha puesto en riesgo toda la flota pesquera” por lo que el Govern “ya está actuando” con un proyecto en marcha.

[adrotate banner=”125″]

Sobre esto, Vidal ha lamentado que “hace más de un año que el dique tenía este agujero y no se había intervenido”.

TEMPORAL EN BALEARES

Según ha explicado el conseller, la Delegación del Gobierno ha solicitado información para valorar declarar Baleares zona catastrófica por lo que el Govern realizará las consultas pertinentes para elaborar el listado de desperfectos.

No obstante, Vidal ha incidido en que en el último episodio de lluvias los alcaldes “estaban descontentos” por la dificultad para acceder a las ayudas.

Vidal ha recordado que las Islas han vivido “dos episodios de lluvias muy intensas en muy poco tiempo” después de “una época de sequía sin precedentes”, de forma que los embalses han pasado de estar a menos del 25% de capacidad a superar el 100%.

Según el conseller, mientras que el primer periodo de lluvias fue “muy positivo” para el sector agrario por la recarga de los acuíferos, en el segundo “todavía no se había acabado de drenar el agua” por lo que “rápidamente se producen inundaciones” ya que los torrentes no tienen suficiente capacidad de absorción.

Además, en la Conselleria se han encontrado con acequias cortadas por infraestructuras y edificaciones que impedían que el agua llegara a los torrentes.

Las zonas más afectadas son las del Pla de Mallorca, “propiamente inundables por los torrentes”, y los cultivos que se podrían ver afectados son principalmente los de patata y hortaliza.

Además, en Ibiza se ha visto un retraso en la plantación de cereales por el mal estado de los campos, ha indicado el conseller insular de Agricultura, Miquel Vericad.

En el caso de la patata, ha recalcado Vidal, se adoptan “prácticas de mayor riesgo” para ser más competitiva al estar antes en el mercado, por lo que los cultivos de patata temprana son los más afectados.

Por todo ello, actualmente están repartidos varios inspectores de Agricultura para evaluar la situación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.