Fotos: Isabelle Sleijpen

Tras varios días de actividades populares, frío y música; las fiestas de Sant Sebastià llegaron a su fin en la noche de ayer tras la actuación de varios grupos en la Plaza de España. El último escenario en marcha hasta el cierre de las fiestas del patrón de Palma.

[adrotate banner=”125″]

En primer lugar, comenzaron a calentar el ambiente Whole Lotta Band, un conjunto local que toca tributo a Led Zeppelin; la plaza comenzaba a llenarse poco a poco a pesar de que los foguerons que se encendieron se quedaron prácticamente desiertos y la granizada puso en peligro los conciertos, por un instante. De hecho, se vivió un retraso de más de 45 minutos en el inicio de los mismos.

La lluvia era fría e intermitente, pero no lo suficientemente fuerte como para apagar las ganas de ver en directo al argentino, Ariel Rot; que tomó la decisión de anular una actuación prevista en Mallorca a cambio de poder ofrecer su rock en español a todo el público de Sant Sebastià.

El rockero llegaba con nuevo disco, “La manada”, un sonido propio de Rot mezclado con diversas influencias de blues, swing y jazz. El carisma y la potencia emocional de su música iluminó cada rincón de la plaza de España y logró vencer a los elementos para ofrecer un concierto memorable que supuso la guinda perfecta del pastel de Sant Sebastià 2017.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.