Foto: Europa Press

El pleno de la Comisión de Impulso del Turismo Sostenible reunido este miércoles ha aprobado los proyectos del Impuesto de Turismo Sostenible con el voto en contra de CAEB, ARCA, GOB y Amics de la Terra; la abstención de la Felib, el Ayuntamiento de Palma y Pimem; y el apoyo de todos los consells insulars, Govern, sindicatos y Consell Agrari.

En declaraciones a los medios a comunicación, el vicepresidente del Govern y conseller de Innovación, Investigación y Turismo, Biel Barceló, ha explicado que los proyectos irán este viernes al Consell de Govern y que de los 30 millones de euros recaudados, el 80 por ciento, será para proyectos relacionados con el Medio Ambiente.

[adrotate banner=”125″]

De estos, 2,5 millones serán para el sector agrario, un 49 por ciento para el ciclo de agua y un 20 por ciento para rehabilitación de patrimonio histórico y cultural y la diversificación económica. Sobre esto último, ha resaltado la creación de la nueva escuela náutica de Palma de la que “se beneficiarán todas las islas”.

Así, Barceló ha querido destacar que “tras 15 meses, se ha aprobado una ley, el reglamento que la desarrolla y para los primeros 30 millones recaudados ya hay proyectos concretos”.

Por su parte, la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, ha pedido “paciencia y serenidad” porque en pocos meses se abrirán las convocatorias para nuevos proyectos. En esta ocasión, estiman que la recaudación sea de unos 60 millones de euros y se velará también por “la defensa del interés general del territorio”.

A esto, Barceló ha avanzado que para el plan de 2017 los criterios de selección serán “más apurados y se mantendrán los proyectos municipales”. “Pero”, ha adelantado, “ha habido más de 200 proyectos, para 30 millones, ahora habrá 60 millones y las peticiones se triplicarán”.

De esta manera, ha dicho que “volverá a haber quien se quede fuera” y “volverá a haber gente frustrada si solo piensa en su proyecto”. “Hay que tener las miras más amplias”, ha agregado.

En concreto, los más de 40 proyectos que aprobarán este viernes se dividen en mejora de las infraestructuras hidráulicas; protección preservación, modernización y recuperación del medio natural, rural, agrario y marino; fomento de la desestacionalización; recuperación y rehabilitación de patrimonio histórico y cultural; proyectos de investigación científica; y mejora de la calidad del empleo.

Entre estos, los proyectos con mayor dotación económica son el de ejecución de un depósito en Son Sitges (sa Marineta), con 3,2 millones de euros, y la creación de la nueva escuela de formación profesional para el empleo náutico (1,5 millones de euros).

Por su parte, la presidenta de la Federación Hotelera de Mallorca (FEHM) y miembro de la CAEB, Inmaculada de Benito, ha manifestado que su voto en contra se debe a que este impuesto tiene como objetivo “paliar los defectos de la financiación” mientras “se pierde competitividad”. “Es una mala estrategia ante Madrid”, ha añadido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.