Foto: REUTERS

eis personas han muerto y otras ocho han resultado heridas en el atentado terrorista registrado a última hora del domingo contra una mezquita de Quebec, según ha informado la Policía local, sin que por el momento estén claros los motivos del ataque armado.

Según el departamento de Seguridad de Quebec, de los ocho heridos, seis se encuentran en estado crítico en el hospital del Niño Jesús, mientras que los otros dos resultaron heridos leves y 39 personas más que estaban en el recinto de la mezquita resultaron ilesas.

[adrotate banner=”125″]

La Policía provincial ha contado que las víctimas del atentado son personas de edades comprendidas entre los 35 y los 70 años, que se encontraban rezando en la planta baja de la mezquita, mientras que las mujeres y los niños estaban en la planta superior.

Tras el ataque, la Policía ha arrestado a dos hombres como sospechosos de haber perpetrado el ataque, uno de ellos tras una persecución que terminó cerca de la zona de L’île d’Orléans. Según fuentes policiales consultadas por Radio Canadá, los dos detenidos, uno de los cuales sería de origen marroquí, son estudiantes de la Universidad de Laval.

Casi tres horas después del inicio del tiroteo, en torno a las 22.40 horas, la Policía de Canadá ha asegurado que la situación ya se encontraba “bajo control”. “El edificio está asegurado y los ocupantes han sido evacuados. Continúa la investigación”, ha asegurado la Policía de Quebec, en un mensaje en su cuenta de Twitter.

ATENTADO TERRORISTA

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha asegurado que el ataque ha sido un “atentado terrorista dirigido contra los musulmanes”. En su comunicado, Trudeau ha indicado que “mientras las autoridades investigan y se confirman los detalles, es descorazonador ver esta violencia sin sentido”.

“La diversidad es nuestra fortaleza, y la tolerancia religiosa es un valor que nosotros, como canadienses, valoramos profundamente”, ha añadido.

Trudeau ha manifestado que “los canadienses musulmanes son una parte importante de la fábrica nacional y estos actos sin sentido no tienen lugar en nuestras comunidades, ciudades y país”.

“Las autoridades canadienses protegerán los derechos de todos los canadienses, y harán todos los esfuerzos necesarios para capturar a los responsables de este acto y de todos los actos de intolerancia”, ha remachado.

Minutos antes, el primer ministro de Quebec, Philippe Couillard, ha hablado también de “acto terrorista” tras el tiroteo. “Después de este acto terrorista, he pedido a la Asamblea Nacional de Qubec que nuestra bandera ondee a media asta”, ha indicado en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter, junto al ‘hashtag’ #tousunis (Todos unidos, en francés).

TENÍAN “ACENTO QUEBEQUÉS”

Un testigo de los hechos ha contado a la cadena de televisión canadiense CBC que los dos autores del atentado han entrado encapuchados en la mezquita y han abierto fuego.

“Me pareció que tenían acento quebequés. Empezaron a disparar mientras gritaban “Alá es grande”. Las balas alcanzaron a las personas cuando estaban rezando. Los que estaban rezando perdieron sus vidas. Una bala pasó por encima de mi cabeza”, ha relatado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.