El Sindicato CSIF denuncia la agresión sufrida por tres funcionarios del Centro Penitenciario de Palma por parte de un interno. El ataque se produjo cuando un interno, clasificado en primer grado, decidió atrincherarse en su celda, insultando y amenazando de muerte a los funcionarios presentes. Cuando estos entraron en la celda, dicho interno comenzó a lanzar patadas y “escupitajos” sobre ellos, por lo que fue reducido y conducido a otra celda, dónde se procedió a su sujeción mecánica para evitar que pudiera hacerse daño a sí mismo y a los funcionarios.

[adrotate banner=”125″]

Según la información del sindicato, en el transcurso de la reducción, tres funcionarios, entre ellos un Jefe de Servicios, resultaron lesionados, teniendo que ser atendidos inicialmente por los servicios del Centro, con el correspondiente parte de lesiones y apertura del protocolo de actuaciones por accidente biológico. Posteriormente tuvieron que acudir a los servicios de urgencias hospitalarios externos, dónde se les hicieron las correspondientes pruebas y curas. Los tres funcionarios están de baja médica.

Desde el sindicato (CSIF) se denuncia que éste no es un hecho aislado. Explican que se ha producido un aumento considerable de las agresiones por parte de internos a funcionarios en la prisión de Palma debido al incremento de internos peligrosos y en primer grado, con un amplio historial de incidentes regimentales e inadaptación a un régimen de vida ordinario. Añaden que en los últimos días se han producido otras situaciones similares (algunas de mayor gravedad), en distintas cárceles españolas.

El sindicato mantiene que el problema se agrava en el centro penitenciario de Palma porque los internos, que protagonizan estos incidentes tan graves, no son trasladados de forma inmediata, como sí ocurre en la Península, con lo cuál, en Palma se pueden repetir estas situaciones con los mismos internos sin que la Administración Penitenciaria aporte ninguna solución.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.