Eran las 6.35 de la madrugada del sábado cuando se ha producido el accidente en el cruce de la calle Manacor con la calle Francesc Barceló i Combis. Una pareja circulaba por dicha calle, perpendicular a la calle Manacor, cuando su coche ha embestido al vehículo en el que viajaba un joven por la calle Manacor en sentido avenidas.

[adrotate banner=”125″]

Ese cruce de la calle Manacor, que organiza el tráfico de tres calles distintas, está regulado por semáforos. Y, según la hipótesis que barajan los investigadores, el joven de 34 años se habría saltado uno de los semáforos en rojo.

El vehículo del chico dio varias vueltas, en círculos, y arrancó uno de los semáforos. El coche quedó parado en el carril izquierdo, en sentido contrario, hacia la rotonda de Can Blau.

El chico de 34 años, y según testigos del accidente, no llevaba puesto el cinturón de seguridad y tras el impacto salió despedido por la ventanilla del copiloto.

Hasta el lugar se desplazaron dotaciones de la Policía Local de Palma y  varias ambulancias. Inmediatamente el joven fue trasladado al hospital de Son Espases y su estado es muy grave. La pareja del otro coche ha resultado ilesa.

La Policía Local se ha encargado de regular el tráfico. Una brigada de Emaya se ha encargado de limpiar los restos del accidente (cristales y líquidos) y operarios de mantenimiento han restaurado el cableado arrancado del semáforo.

Según ha podido saber Crónica Balear, la Policía Local solicitará un análisis de sangre dado que, por la gravedad del joven, no se le ha podido practicar la prueba de alcoholemia. La pareja que iba en el otro coche, un Mercedes blanco, ha dado negativo en la prueba de alcohol.

[flagallery gid=268]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.