Los hechos han ocurrido a las 7.10h de la mañana del domingo en la Ma-19, la autopista de Llucmajor, en sentido Palma y a la altura del aeropuerto de Son Sant Joan.

Un chico de 25 años circulaba con un coche negro cuando, según su versión, el vehículo se ha apagado de repente, tanto el motor como el cuadro eléctrico. El coche ha quedado con una parte en el arcén y otra en el carril de circulación.

[adrotate banner=”125″]

Al quitarse el cinturón para bajar del vehículo y poner los triángulos un coche rojo le ha golpeado por detrás. El impacto ha hecho que el coche del joven haya quedado en la cuneta. Por el impacto el coche rojo ha dado varios trompos en la autopista y un tercer coche, gris, que venía por detrás, le ha embestido.

Este último coche ha quedado en medio de los dos carriles de circulación y el coche rojo ha quedado pegado al guardarraíl en sentido contrario.

En un primer momento se pensaba que había atrapados en los tres coches pero cuando han llegado los bomberos tres los ocupantes de los coches implicados estaban fuera de los vehículos.

Al lugar se han desplazado varias dotaciones de la Policía Local y de la Guardia Civil de Tráfico. La Policía Local ha colaborado para regular el tráfico. Se han producido importantes retenciones y han solicitado de urgencia la grúa municipal para desplazar los vehículos hasta el arcén. Los operarios del Consell de Mallorca se han encargado de limpiar la carretera.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación de lo ocurrido. El joven de 25 años que iba en el coche negro ha dado positivo en la prueba de alcoholemia. Los otros dos conductores han dado negativo. Los tres, en estado leve, han sido trasladados a distintos centros hospitalarios.

Según la conductora del segundo coche, el rojo, el coche del joven se encontraba en medio del carril y no con una parte del vehículo en el arcén como ha declarado el joven. En el momento del accidente había una intensa niebla.

[flagallery gid=270]

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.