El pleno del Ayuntamiento de Santa Eulària ha aprobado hoy la modificación de la normativa urbanística para prohibir expresamente el alquiler turístico en bloques de pisos.

Según el consistorio de este modo evita que esta práctica pueda suponer problemas graves de convivencia en mezclar a trabajadores residentes y turistas.
[adrotate banner=”125″]

El Consistorio cambiará un artículo de las Normas Subsidiarias a fin de introducir la definición de alquiler vacacional.

En este sentido, desde Santa Eulària lo entienden como el “uso en alquiler dos o más veces al año, en períodos inferiores a 31 días, con cualquier servicio que la normativa turística considera como propios de las estancias turísticas en viviendas y con cualquier tipo de comercialización”.

Además, de acuerdo al Ayuntamiento esta modificación añadirá que en los edificios de tipología plurifamiliar queda “expresamente prohibido el uso residencial turístico desarrollado en la modalidad de alquiler vacacional”.

También el Consistorio ha destacado que el alquiler vacacional supone un “elemento destacado en el incremento desorbitado de los precios de alquiler que generan grandes problemas para el acceso a una vivienda a precios justos y con unas condiciones adecuadas”.

A partir de la publicación del texto en el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB) se abre un período de exposición pública del documento de 30 días.

Por otro lado, Santa Eulària ha dado luz ver a la cesión gratuita al Govern balear de un solar de 11.000 metros cuadrados donde está construida la primera fase del instituto Quartó del Rey y donde el Consistorio reclama que la ejecutivo balear realice la segunda fase.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.