Pecados en la Red

Pedro A Munar

A raíz del fallecimiento del torero Víctor Barrio ya hice referencia en una de mis crónicas a las repercusiones que pueden conllevar determinados comentarios que publicamos en la Red amparados en el “anonimato” que esta ofrece.

Y es que jugar con fuego en la Redes es delicado, muy delicado y, si no, que se lo digan al hombre al que le han caído encima nueve meses y un día de prisión por darle a un “Me Gusta” en una fotografía que su ex había publicado en una conocida Red Social.

La decisión, tomada por la Audiencia Provincial de Barcelona, ha sido muy criticada por los usuarios de las Redes Sociales quienes la han considerado desproporcionada pese a que el condenado tenía una orden de alejamiento impuesta por un Juzgado y que le prohibía comunicarse con su antigua pareja por cualquier medio.

Pues bien, en su sentencia, el citado tribunal considera que al darle a “Me Gusta”, el hombre infringió la orden de alejamiento impuesta pues fue consciente de que su acción sería constatada y vista por su ex pareja.

 En la red siempre quedan rastros

 Una cosa de la que parece que no acabamos de ser conscientes, por mucho que nos lo expliquen y repitan, es que en la Red siempre dejamos rastro de nuestras andanzas y que este puede ser seguido por los investigadores cuando ello resulte necesario.

Hace escasos días un Tribunal californiano ha condenado a una joven a un año de prisión y a pagar una importante indemnización a su ex pareja por crear un perfil falso de él que luego usó para auto enviarse textos amenazantes.

En un principio, y tras interponer la “víctima” denuncia por acoso y maltrato, el hombre fue detenido y acabó ingresando en prisión pues las autoridades dieron crédito a la versión de la joven.

Sin embargo, la mujer acabó por ser desenmascarada tras diversas incongruencias en sus declaraciones y el correspondiente rastreo de la IP desde la que se habían colgado las amenazas y que condujeron, directamente, hasta su propio ordenador.

[adrotate banner=”125"]

Detenciones en España.

Uno de los últimos casos del que he tenido conocimiento –y del que supongo que ustedes también habrán oído hablar- ha sido la detención esta semana de los autores de diversos comentarios contra el pequeño Adrián, un niño de 8 años enfermo de cáncer y que, preguntado sobre lo que quería ser de mayor durante una entrevista, respondió que su ilusión era “ser torero”.

Declaraciones por las que algunos indeseables (discúlpenme pero no encuentro otras palabras para calificarlos) le dedicaron palabras como “que se muera, que se muera ya” o “vas a morir” entre otras.

Deseos, lógicamente, expresados en esa engañosa sensación de anonimato que ofrecen las Redes que ya les he mencionado y que llevaron a la policía a iniciar las pesquisas para identificar a sus autores.

Finalmente fueron detenidas dos personas -de 21 y 33 años- por los presuntos delitos de odio, injurias y un delito contra la integridad moral aunque la investigación sigue abierta pues parece que hubo más internautas que profirieron palabras semejantes hacia el pequeño.

Quizá por ello el Gobierno pretende ahora endurecer las penas contra este tipo de acciones en Internet que el usuario confunde –o pretende amparar- en una mal interpretada idea de lo que es la “libertad de expresión”.

Pecados en la Red que nos puede costar acabar entre rejas.

 

 

Pedro A. Munar Rosselló

Es abogado en ejercicio por el Ilustre Colegio de Abogados de Baleares desde el año 2006 así como Administrador de Fincas colegiado desde 2004.

Munar es socio y fundador del bufete Balear Abogados, en el que desarrolla su actividad profesional que compagina como asesor en la Administración Pública y en la docencia siendo tutor del Master de la Abogacía de la Universidad Balear.

www.balearabogados.com

 

1 Comentario

  1. En serio!!! Que listo es usted. El anonimato es esencial en estos tiempos que corren, porque no explica todo y empieza diciendo que son y para que sirven las cookies de seguimiento??????? No puede hacer una publicacion intimidatoria para que no trolleen esta “pagina” deseo que le vaya mejor administranfo fincas ale ido bona nit, alma de cantaro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here