El vicepresidente del Govern y conseller de Turismo, Biel Barceló, ha aclarado hoy que no se podrán conceder licencias de alquiler turístico en plurifamiliares hasta la aprobación, prevista para antes del próximo verano, de la nueva ley que busca regularlo y establecer “un techo real de plazas”.

No obstante, al ser los consells insulars y el Ayuntamiento de Palma los que determinarán la zonas en las que se podrá llevar a cabo el alquiler turístico y los organismos que decidirán sobre ello el trámite puede alargarse hasta seis meses por temas técnicos, por lo que hasta la aprobación de la nueva normativa se mantiene en vigor la actual.
[adrotate banner=”125″]
Barceló, en declaraciones a la prensa en los pasillos del Parlament, ha recalcado que el borrador para regular el alquiler turístico es un texto abierto que busca ser lo más consensuado posible, por lo que ahora ha salido a debate público para la aportación de entidades y sociedad, para pasar después por el trámite parlamentario con las sugerencias de los partidos.

El conseller ha recordado que actualmente está prohibido el alquiler turístico en viviendas plurifamiliares y que en casos como los de Ibiza serán el consell el que decidirá si aprueba o no esta opción de alojamiento para visitantes.

Fuentes de la vicepresidencia han recalcado que hasta la aprobación de la nueva ley no se otorgarán licencias para alquilar pisos con fines turísticos en todas las islas, pero sí se podrán otorgar para las viviendas unifamiliares, como se ha hecho hasta ahora.

Barceló ha destacado que esta normativa, que modifica la ley turística actual, es una herramienta más que permitirá afrontar la regulación de plazas turísticas y “establecer un techo real”, ya que elimina la “premiación” que existía actualmente y las excepciones.

Ha explicado que si bien antes se premiaba al sector privado al permitirle la creación de dos plazas al dar una obsoleta de baja, ahora solo se permite su sustitución.

El borrador presentado ayer por el Govern pretende afrontar dos retos, por una parte establecer un techo real de plazas que cuenta actualmente con demasiadas excepciones, y que sean los consells insulars los que gestionen su propia bolsa de plazas.

Y responder a la actual demanda del alquiler turístico, un mercado en crecimiento en España y Europa, ha detallado Barceló, que ha incidido en que también se trabaja de forma paralela y coordinada con la Ley de Vivienda.

El conseller ha insistido en que el borrador incluye criterios de protección del territorio y de sostenibilidad, con lo que no todas las plazas que se comercializan ahora se podrán ofrecer en el futuro.

Para el vicepresidente esta regulación puede dar salida a la demanda actual del alquiler turístico ya que el Govern defiende la regulación ante la prohibición total y actual.

El conseller también se ha referido la páginas web que ofrecen estos alquileres, de las que, ha dicho, no pueden desentenderse de esta regulación, y ha augurado “una batalla legal” en este sentido.

Quienes realicen comercialización turística deben estar dados de alta en el Registro de Turismo, ya que se contemplan sanciones de hasta 40.000 euros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.