Los fuegos artificiales que se suelen utilizar en Nochevieja disparan la demanda de servicios de rescates de animales, principalmente perros, ya que las mascotas se escapan asustadas con las detonaciones y luces de los cohetes.

[adrotate banner=”125″]

Según ha explicado el secretario de la Fundación Natura Parc y coordinador del Centro de Protección de Animales Domésticos (Cepad), Javier Álvarez, en declaraciones a Europa Press, esto también ocurre durante otras fiestas señaladas como Sant Antoni o Sant Sebastià.

Para la noche de Fin de Año, que se celebra este sábado, el Cepad de la Fundación Natura Parc ha preparado un servicio de refuerzo para atender este aumento de la demanda.

Los perros que más se asustan son los de la raza pastor alemán y otros canes con orejas tiesas, puesto que su volumen de audición es más alto al recibir ondas sonoras más directas que aquellos que tienen las orejas caídas, como ha señalado Álvarez.

Durante la noche de Fin de Año de 2015 al 1 de enero del 2016 el Cepad realizó 22 servicios de rescate, cuando habitualmente se realizan entre siete y diez actuaciones en una noche corriente.

El ámbito de actuación del Cepad de Natura Parc son los municipios de la Part Forana, con los que disponen de contrato de servicios, si bien también participan en rescates en Palma y otras localidades a disposición de las autoridades y fuerzas de seguridad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.