Desde el barrio de Son Cotoner nos llega una queja sobre el estado diario de las calles de la zona; con bolsas de basura que rodean los contenedores y que ocupan incluso la vía pública. “Necesito mostrar esta situación y que la gente se conciencie de esta situación ya que está principalmente creada por nosotros mismos”, explica un vecino.

Según su testimonio, no importa el día ni la hora, muchos vecinos dejan en la calle aquello que les sobra en sus casas. Mobiliario que acaba ocupando la vía pública durante días y que incluso llega a ser un obstáculo para caminar por la acera; más aún si se lleva un carrito de bebé o una silla de ruedas.

[adrotate banner=”125″]

Los vecinos dejan claro que en su barrio existe la recogida de basuras como en todos los demás y que también se recogen los trastos una vez a la semana; por ello apelan a la responsabilidad vecinal, para que cada ciudadano reflexione sobre cómo afecta la suciedad a los demás y cumpla con los horarios y lugares establecidos para la basura.

“Es cierto que a veces los vecinos nos vemos obligados a dejar las bolsas fuera porque los contenedores están llenos y el Ayuntamiento podría poner más para evitar este tipo de estampa en sus calles, sobre todo para evitar lo que ocurrió este último verano, una plaga de ratas y cucarachas”, cuentan desde Son Cotoner.

Los vecinos de la barriada abogan por concienciar a los ciudadanos sobre mantener el barrio limpio, ya que es un trabajo “de todos y para todos”. Plantean también que si no se logra esa convivencia, el Ayuntamiento debe mantenerse al tanto y empezar a tomar medidas. “La verdad es que esto está llegando a un punto inhumano”, afirma contundente la queja vecinal.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.