Foto: Europa Press

El abogado Marcos García Montes, encargado de la defensa de la niña que denunció una agresión en un colegio de Palma, presentará este jueves una querella contra la Conselleria de Educación y contra la directora, subdirectora y profesores del centro por lesiones, trato degradante, comisión por omisión y coacciones.

En una rueda de prensa, el letrado ha denunciado el “silencio” por parte de la Fiscalía y la Conselleria, que “no quieren facilitar ningún tipo de información” pese a que “ha habido delitos claros”.

[adrotate banner=”125″]

Asimismo, se prepara otra querella por prevaricación contra el conseller de Educación y Universidad, Martí March, por tramitar el expediente sin una audiencia con la víctima y sus padres.

Según ha explicado el letrado, el retraso en presentar la querella se ha debido a un problema de salud además de a “la ley del silencio casi siciliana”.

La querella se dirige a la dirección del centro y a los profesores encargados de la vigilancia del recreo el día de la agresión, y por responsabilidad civil a la Conselleria.

“Hemos elegido la vía penal porque tienen que responder no sólo los menores sino el colegio”, ha dicho García Montes, que ha calificado la situación de “kafkiana”.

Por otro lado, el abogado ha relatado las dificultades para actuar contra los agresores, no sólo por ser menores de edad sino porque “la Fiscalía no quiere facilitar sus identidades” ni las de sus padres.

En este sentido, tanto García Montes como la madre de la niña agredida han protestado ante la “protección” por parte del colegio y la Conselleria a los agresores, a quienes se les habría orientado sobre “lo que debían decir” durante la tramitación del expediente, según la versión de la familia de la niña.

Además, el abogado denuncia un delito de coacciones ya que asegura que se indicó a la familia “que no dijeran absolutamente nada” y “que no se denunciaran los hechos”.

La querella se fundamenta, al margen de las declaraciones de la víctima y su hermana, en los informes médicos de Son Espases que se hicieron el día de la agresión, el 5 de octubre, y otro informe de unos días después.

García Montes ha repasado dichos informes destacando que “la persona que diga que eran lesiones leves es un ignorante o malintencionado”.

Con todo, el abogado confía en que el juez dicte “inmediatamente” auto de admisión y después la causa vaya “al juzgado que pasó el informe médico y tiene abiertas diligencias”.

Además, García Montes pide que se incorporen el expediente tramitado por la Conselleria y el informe de los médicos y que declaren el tutor de la clase de cuarto de primaria y las dos hermanas y abuela materna de la menor.

Por otro lado, en los próximos días “médicos de reconocido prestigio” se desplazarán a Palma para realizar un informe sobre las secuelas psicológicas del suceso en la víctima. Según la madre, la niña, que ya ha cambiado de colegio, “tiene miedo a quedarse sola” o a volver sola de las clases.

Además, la madre ha explicado que pidió una orden de alejamiento ya que se ha encontrado con los agresores en algunas ocasiones.

Finalmente, la madre de la niña ha negado haber recibido ninguna carta de disculpa ya que “la única preocupación del colegio”, ha dicho, fue “que no les denunciaran”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.