Los hechos han ocurrido alrededor de las 5:50 de la madrugada del martes en la calle Geroni Rosselló esquina con Luis Martí de Palma.

Una chica circulaba con su coche por la calle Geroni Rosselló, una travesía de la calle Manacor, cuando se ha encontrado a un hombre tendido en la calle y rodeado por un charco de sangre. El joven todavía daba señales de vida.

Inmediatamente ha dado aviso a los servicios de emergencias. La uvi móvil del 061 ha certificado la muerte del joven, de 33 años.

Hasta el lugar acudieron varias dotaciones de la Policía Local, que precintaron ese tramo de la calle. También se personó la Policía Nacional y las unidades de Homicidios y de la Científica.

En un primer momento se sospechó que se trataba de un atropello pero la Policía investiga otra vía, si el joven pudo caerse, tirarse o ser empujado del último piso de un edificio utilizado como prostíbulo.

A las 8.30h se ha procedido al levantamiento del cadáver. Según la información a la que ha tenido acceso Crónica Balear, el joven no es vecino del edificio más cercano.

La Policía Nacional se ha encargado de la investigación del caso.