Foto: Isabelle Sleijpen
Es el éxito musical del momento. Sus conciertos no se olvidan. FSO logra unir la calidad musical con la interacción y el disfrute del público. Algo que más de 1300 afortunados pudieron comprobar ayer en la sala, a rebosar, del Trui teatre; el lugar elegido para el único concierto de FSO (Film Symphony Orchestra) en Mallorca.

[adrotate banner=”125″]

Un proyecto musical pionero en las giras de conciertos de música cinematográfica que recaló anoche en la isla durante su gira FSO Tour 2016; 25 conciertos por toda la geografía interpretando los temas musicales más conocidos de las eternas películas favoritas. Tras un nuevo éxito cosechado ayer en Palma, hablamos con su director artístico, Constantino Martínez Orts, para conocer los detalles del espectáculo musical del momento.

¿Qué ofrece FSO? 

Sin lugar a dudas, una experiencia. No es sólo un concierto. Es un recorrido por el cine y la historia de su música. 16 temas que abarcan un amplio abanico de género, de compositores y de décadas diferentes. Somos una orquesta sinfónica poco habitual y nos gusta sorprender al público.

¿Un espectáculo con sorpresas? 

Con muchas. Incluso algunas que no puedo contarte sino que tienes que vivirlas en el mismo concierto. En esta gira hemos traído en exclusiva a España la partitura ganadora del Oscar, la banda sonora de Ennio Morricone; una pieza que mezcla diferentes temas de la película “El caballero oscuro”, Star Wars VII, Capitán América..etc, diferentes temas y diferentes épocas, desde “El Silverado” a “Conan el Bárbaro”, “Psicosis” o “La Gran Evasión”. Además, antes de cada tema, explicamos al público su contexto; su origen, anécdotas, etc.

¿Qué papel tiene el público? 

El más importante. El público lo es todo. No es sólo un concierto pasivo, nuestro espectáculo necesita de la interacción de su público. Es más una experiencia musical. Un show sin precedentes en España que hace que el público disfrute con nosotros, que acabe todo el mundo en pie y que los “bises” se alarguen casi media hora. Somos una orquesta formada por personas que disfrutan y que quieren compartir eso con el público. Soy director de orquesta y vengo de la clásica, de la de toda la vida; estaba cansado del mismo perfil, las edades, los clichés, todo encorsetado; queríamos sacar la orquesta de ese cajón y darle vida.

Incluso, hay un concurso en mitad del espectáculo…

Sí, y es uno de los mejores momentos. Como te decía, no somos un concierto pasivo; en la segunda parte sorteamos un viaje a Hollywood para dos personas y participas durante el concierto, desde el público. Basta descargarse una aplicación que es gratuita (FSO) y durante la segunda parte del show procedemos a tocar diez bandas sonoras en 100 segundos. Pasa todo muy rápido, nosotros tocamos, el público responde al cuestionario directamente desde su móvil; todo ello mantiene viva la relación con el público y su interacción con nosotros.

¿A quien le recomendarías que no se perdiera vuestra actuación? 

Es para todos los públicos. A quien le guste el cine y la música. Para los más pequeños, para los mayores. Tenemos un repertorio renovado y más variado; es la música que nos ha acompañado a todos a lo largo de nuestras vidas. Nos gusta cuidar cada detalle, no somos una orquesta al uso; queríamos romper la cuarta pared, esa pared invisible entre los artistas y el público. El repertorio es muy importante, elegimos siempre las mejores versiones para evitar los arreglos malos, trabajamos con las fuentes originales para lograr esa experiencia fiel a la película, al recuerdo de verla cuando interpretamos su banda sonora. Creo que es el conjunto de todo, la calidad de los músicos, el repertorio, mi papel como director y divulgador musical, el distinto concepto que ponemos al alcance del público; lo digo categóricamente, pocas orquestas suenan como la nuestra.

There are no comments

Join the conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.