La portavoz del grupo municipal popular, Marga Durán, ha anunciado que presentarán una propuesta en el próximo pleno, del 22 de diciembre, en la que solicitan a la empresa municipal de Emaya que ponga en marcha planes de choque de limpieza “en cada una de las barriadas de Palma” ante las constantes quejas que muestran los vecinos por la suciedad en las calles.

“Es un clamor de los vecinos”, ha asegurado la popular en rueda de prensa, en la que ha detallado las tres iniciativas que su partido llevará a última sesión plenaria del año.

[adrotate banner=”125″]

“Palma está más sucia que nunca, no sólo lo dicen los vecinos sino que también lo ha apuntado el propio comité de dirección de Emaya”, ha afirmado Durán, quien ha indicado que, cada vez que acuden a una barriada, “la primera demanda que nos hacen los vecinos es que se mejore la limpieza en su zona”.

“Palma no puede estar un día más de esta manera. Hay zonas de la ciudad que no se limpian de manera diaria, sino tan sólo semanalmente”, ha criticado al respecto.

Por su parte, la regidora del PP María José Bauzá ha explicado que hay una media de entre 20 y 24 rutas diarias de limpieza que no se cubren, a lo que se suman “contenedores de papel y cartón están desbordados”, ha lamentado.

“Pese a estos resultados de limpieza nefastos, Emaya sigue endeudándose y el gasto de personal continúa crecimiento”, ha censurado la regidora del PP.

Ante ello, el grupo municipal popular propone la elaboración de un calendario de limpieza y de rutas de limpieza diarias “para que todo el mundo conozca esta información”, ha precisado.

REBAJA EN LA TASA DE INCINERACIÓN

La portavoz del grupo municipal popular ha explicado que presentarán otra propuesta en el próximo pleno en la que reclaman al equipo de gobierno que rebaje un 3,5% la tasa de incineración para el año que viene.

En opinión de Durán, es de justicia que el Ayuntamiento repercuta en los ciudadanos la rebaja que aplicará el Consell de Mallorca al Consistorio en la tarifa del tratamiento de los residuos sólidos urbanos para 2017, que es de 4,5 euros por tonelada.

“A Cort le va a costar 4,5 euros menos el tratamiento de residuos sólidos por tonelada, que supone una rebaja del 3,5% en la factura que deben pagar los vecinos, por lo que es de justo que los palmesanos paguen menos en el recibo”, ha aseverado el regidor Guillermo Sánchez.

En su tercera propuesta que el PP llevará a pleno, exigen al Ayuntamiento que en un plazo máximo de tres meses se elabore el catálogo municipal de inmuebles cerrados para que puedan ser cedidos a entidades sociales, dando cumplimiento a un acuerdo aprobado por unanimidad de todos los partidos hace un año y tres meses.

“Tenemos pisos y locales cerrados que pueden servir para las entidades que no tienen espacio para desarrollar sus funciones. No nos podemos permitir el lujo de tener inmuebles públicos en Palma en desuso que podrían ser utilizados para fines sociales”, ha apostillado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.