El invierno será ligeramente más cálido y con más precipitaciones de lo normal en Baleares, tras un otoño cálido y ligeramente seco.

Así lo ha destacado la responsable de la Agencia Estatal de Meteorología e Baleares, María José Guerrero, quien ha precisado que “hay una mayor probabilidad” de que entre enero y marzo las temperaturas medias alcancen valores superiores a los 11 grados –que es la media en ese periodo– y se registren lluvias por encima de los 129 litros por metro cuadrado en los tres meses.

[adrotate banner=”125″]

En concreto, el invierno astronómico 2016-2017 comenzó este miércoles, 21 de diciembre, a las 11.44 horas en la España peninsular. Durará 88 días y 23 horas, y terminará el 20 de marzo con el comienzo de la primavera.

En cuanto a la nueva estación, Guerrero ha explicado que en el invierno se alternarán las “situaciones de tiempo estable con las borrascas, precipitaciones y alguna nieve en la Serra”. Asimismo, ha indicado que las temperaturas irán bajando hasta final de enero o febrero, que será cuando inicien un paulatino ascenso.

EL 2016, LIGERAMENTE CÁLIDO Y CON PRECIPITACIONES NORMALES

La portavoz de Aemet ha calificado el 2016 como “ligeramente cálido y con precipitaciones normales”.

El año que ya acaba ha sido “ligeramente cálido”, con una temperatura media de 17,7 grados, con una anomalía de 0,6 grados por encima de lo habitual.

En cuanto a las precipitaciones, Guerreo ha detallado que 2016 ha sido un 2% menos lluvioso de lo habitual en el conjunto de las Islas Baleares, con 527 l/m2, cuando lo normal son 521 l/m2 –se considera normal–.

Destaca Menorca, que ha sido la isla más seca, al registrase una media de 398 l/m2, un 27% por debajo de lo normal. En Ibiza el año ha sido “ligeramente seco”, mientras en Mallorca los valores han sido los normales, de un 1% por encima de lo habitual.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.